Huevo en el embarazo: un aliado en tu mesa

mujer embarazada come huevo

Una de las primeras dudas que asaltan a toda embarazada es qué tipo dieta seguir para que el bebé se desarrolle correctamente. ¿Qué alimentos evitar y cuáles consumir más a menudo? Si a menudo te haces esta pregunta, sigue leyendo con atención para conocer más, pero te adelantamos que el huevo campero es uno de tus mejores aliados y no debe faltar en tus comidas.

Probablemente tu ginecólogo ya te habrá mencionado que hay ciertos alimentos con los que debes tener cuidado: el jamón y algunos embutidos, la carne cruda, la leche sin tratar, los quesos… Quizá también habrás oído en foros no científicos que debes evitar el huevo.

Pero, ¿qué hay de cierto en ello? ¿El huevo es perjudicial para el embarazo? Todo lo contrario. ¡Es beneficioso! Únicamente debes asegurarte de comerlo bien cocinado (cocido, revuelto, horneado, frito…) nunca crudo o a medio hacer. Esto es para evitar una posible intoxicación por salmonella, algo bastante infrecuente en nuestro país (gracias a los controles sanitarios) pero no imposible.

Los nutrientes del huevo, muy beneficiosos para tu embarazo 

huevo en el embarazo

Guardando las debidas precauciones, cómelo sin miedo, porque el huevo en el embarazo te ayudará a conseguir una nutrición óptima. De hecho, está considerado un súper alimento por médicos y nutricionistas. Aporta todas las vitaminas salvo la C (las del Grupo B, la D, E, y K) y la mayoría de minerales, esto es, calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, yodo, zinc, oligoelementos, selenio…

Por cierto, ¿sabías que el huevo campero es rico en colina, uno de los nutrientes que no debe faltar en tu embarazo para garantizar el buen desarrollo del bebé?

Asimismo, los antioxidantes del huevo (lumicromo, lumifalvina, triptófano, tirosina, zeaxantina y luteína) te ayudarán mucho durante tu embarazo, y de forma totalmente natural, a controlar los episodios de ansiedad, insomnio e incluso desánimo o depresión.

Las proteínas del huevo, de las más fácilmente asimilables por el organismo, también son ideales en tu estado, ahora que los músculos de tu cuerpo –en particular los del vientre, espalda, glúteos y piernas- deben hacer el doble de esfuerzo para soportar el peso adicional de la tripa y estirarse paulatinamente a medida que avance el embarazo.

¿Cuántas veces a la semana puedes comer huevo?

Como cualquier persona adulta, puedes comer sin peligro unos 6 o 7 huevos a la semana. No sólo tendrás ningún efecto negativo, sino que será favorable para tu salud y la del bebé. Lo determinante es que tu dieta sea variada, y combines el huevo con abundantes frutas y verduras, pescado, carnes magras y legumbres, así como al menos dos litros diarios de agua.

Un último apunte: introducir el huevo en el desayuno es muy buena idea, porque te aportará muchas proteínas y toda una bomba de nutrientes para afrontar el día. Además, está demostrado que desayunar huevos, por su poder saciante, ayuda a no picar entre horas, por lo que evitarás las galletitas, snacks procesados o chucherías que ya sabes que te hacen ganar peso y no te nutren adecuadamente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)