Ideas decorativas para un dormitorio infantil compartido

dormitorio infantil compartido

Hoy en día son muchas las familias que deben vivir en hogares donde hay pocas habitaciones por lo que los niños deben compartir dormitorio, o quizá las familias deciden que los pequeños compartan dormitorio para poder tener más espacio libre en el hogar para otras funciones. Es posible que el hecho de compartir habitación no sea la mejor idea para los niños de la casa, pero si se decora y se hace bien, un dormitorio infantil compartido puede ser un dormitorio excelente para los más pequeños.

Para conseguir buenos resultados sólo tendrás que pensar de forma creativa para poder satisfacer las necesidades de los niños en la estancia sin que debas comprometer el estilo ni la personalidad de la estancia. A continuación te voy a dar algunas ideas decorativas para un dormitorio infantil compartido y que tus hijos puedan disfrutar de la estancia tanto en compañía como para cuando necesiten un poco de intimidad, ¿crees que no es posible? ¡Sigue leyendo!

Ten en cuenta sus gustos

Son dos o quizá sean tres, pero todos tienen su propia personalidad y deberá quedar reflejado en la decoración de la estancia. Es normal que pienses que puede resultar complicado que se refleje la personalidad de los niños en la estancia, pero no es necesario que decores todo el dormitorio teniendo en cuenta únicamente sus gustos. De hecho, lo ideal es que tengas en cuenta sus gustos para los detalles pequeños o los textiles, pero que el resto de la estancia tenga unos colores bien definidos donde se pueda decorar con buenas combinaciones. Por ejemplo se pueden pintar las paredes en blanco o en neutro y después escoger colores más vibrantes para dar la personalidad en el espacio de cada uno.

dormitorio infantil compartido

Divide bien el dormitorio

Es necesario que el dormitorio esté bien dividido para poder crear zonas privadas e íntimas donde cada uno puda encontrar su propia privacidad. Por ejemplo, para dividir el dormitorio se pueden seguir las siguientes ideas:

  • Utilizar un biombo para repartir las zonas.
  • Utilizar colores distintivos en cada una de las zonas para que esté el espacio bien delimitado.
  • Utilizar muebles para separar las estancias y que estén bien divididas.
  • Que cada uno tenga su propio espacio (cajones, armarios, escritorio, la cama…) dentro del dormitorio y que sin necesidad de separar de forma física puedan saber qué lugar corresponde a cada uno.
  • Que cada uno tenga sus propios espacios para almacenar las sus cosas.
  • Con una puerta corredera en mitad de la habitación para poder tener las estancias bien separadas todo el tiempo.

Creciendo juntos

Cuando los niños comparten dormitorio lo más probable es que sea para largo plazo, o incluso quizá puede que sea un espacio que compartan desde el momento de nacer. Es importante que tengas cuidado con los colores en blanco que los niños saben ensuciar rápidamente, es mejor que te decantes por añadir muebles de colores neutros y que además puedas añadir toques de color y personalidad en las alfombras, en la ropa de cama o en los cuadros. En estos elementos puedes plasmar la personalidad de cada uno de los niños que crecen en esa habitación.

Opta por muebles funcionales

Es necesario invertir en muebles funcionales que hagan la vida más fácil a todos. Por ejemplo, si no hay suficiente espacio para poder separar la estancia porque el dormitorio es pequeño, se deberá optar por otros métodos e ideas decorativas. Una idea sería utilizar unas literas o una cama nido para que cada uno tenga su lugar pero que también se ahorre espacio en el dormitorio. Otra idea sería utilizar un armario o compartimentos de almacenamiento donde cada uno pudiera tener su propio espacio bien definido.

dormitorio infantil compartido

Es muy importante que nunca se pase por alto que cada uno tiene personalidades diferentes y que los dos (o más) deberán tener derecho a su intimidad y privacidad. Los niños cuando pasan por la adolescencia necesitan de forma prioritaria poder tener su propio espacio de escape de la realidad, necesitarán pensar, sentir y crecer en su dormitorio y se les deberá proporcionar este espacio aunque sea con un rincón de descanso o con otras formas dentro del dormitorio infantil compartido.

Zonas compartidas

Pero habrán algunas zonas en la estancia que siempre deberán estar presentes  y que también deberán ser compartidas. Me refiero a la zona de lectura o a la zona de estudio. En la zona de lectura se pueden añadir dos pequeños cojines en el suelo al lado de una estantería, donde cada uno tenga su espacio para guardar sus propios libros. En la zona de estudio, la mejor opción si el espacio lo permite es que ambos tengan su propio espacio de estudio, con su escritorio y su silla, así como un espacio para poder guardar todo lo relativo con lo académico.

Zonas de juego o descanso

Si los niños son pequeños necesitarán un espacio de juegos donde poder divertirse y disfrutar de su infancia, donde poder desarrollar su imaginación y compartir tiempo juntos. Un lugar donde se puedan guardar los juguetes fácilmente después de usarlos y que al mismo tiempo sean fáciles de coger para jugar.

En cambio, si los niños empiezan a crecer necesitarán ese espacio para otras cosas como por ejemplo, una zona de descanso para compartir con los amigos. Una alfombra, un puff o cojines serán una buena idea.

dormitorio infantil compartido

Para la decoración

Para la decoración deberás pensar bien en los colores que quieres emplear para que sea adecuado a sus gustos y que además la combinación sea todo un éxito. Por ejemplo, cuando se trata de un dormitorio infantil los colores neutros y agregar colores más vivos puede ser una excelente idea, pero cuando son adolescentes los que compartirán el espacio, quizá lo más indicado es combinar patrones y estampados que aporten estilo y personalidad.

A veces la combinación de estilos según sus personalidades puede ser un buen acierto, así como combinar los temas que a ambos les guste y que puedan disfrutar. Su dormitorio deberá ser su refugio y por lo tanto tendrán que sentirse cómodos y felices dentro de esa estancia, aunque sea compartida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *