Ideas para decorar la mesa del cumpleaños de tu bebé

Cupcake de cumpleaños

Nuestra cultura occidental es muy amiga de festejar los cumpleaños de los niños desde que prácticamente llegan al mundo. Celebrar la vida siempre supone alegría, reunión y una comunión de buenos deseos para que ese niño o niña crezca rodeado de amor y buena salud.

Hoy, como nunca antes, hay toda una industria en torno a los festejos de cumpleaños y los padres no tenemos porqué recurrir a manualidades para hacernos cargo de la organización y decoración de la fiesta entera. Entre aplicaciones y tiendas tenemos ideas y productos a nuestra disposición. Por eso, si se acerca el cumple de tu hijo, te dejamos algunos ideas para decorar la mesa del cumpleaños de tu bebé.

¿Cómo decorar la mesa del cumpleaños de mi bebé?

Decoraciones de cumpleaños

Cuando nuestro hijo o hija ya tiene cierta edad y ciertos gustos puede resultarnos mucho más fácil decorar todo, la mesa y la fiesta entera. ¿Le gusta Marvel, le gusta Disney, es fan del anime? Entonces uno busca objetos y decoraciones y listo. Pero, ¿qué pasa cuándo todavía es un bebé? ¿Y si cumple nada más y nada menos que un año?

Tal vez unos globos y un letrero colgante son buenas soluciones, pero entonces nuestra concentración se centra en la mesa del cumpleaños que es dónde en resumidas cuenta vamos a tomar casi todas las fotos más importantes del evento. En torno a ella nos encontraremos a cantar el «feliz cumpleaños», soplar las velitas, cortar la tarta y posar con otros familiares. Así que, sí, la mesa no puede quedar fuera de la decoración. Aquí van unas ideas de cómo decorar la mesa del cumpleaños.

Trata de cumpleaños colorida

No importa si para este primer cumpleaños planeas una gran fiesta o una celebración más íntima, entre familiares y amigos, hay formas realmente adorables para decorar la mesa del cumpleaños.

Un cumpleaños divertido no tiene porqué ir de la mano de la exageración, puedes mantener todo simple, colorido y divertido a la vez. El bebé no necesariamente va a darse cuenta de las decoraciones grandilocuentes (globos por todos lados, letreros brillantes), así que podemos balancear las decoraciones.

  • Colores primarios: el rojo, amarillo y azul son colores primarios. Los puedes usar para la decoración de cumpleaños y será una manera simple y directa de alegrar y levantar el brillo de la casa y la mesa en particular. Un mantel plástico clásico, descartable incluso es buena idea, de un color primario con globos de los demás colores primarios atados en las patas o en las sillas. También puedes usar papel de estos colores con el nombre del bebé escrito en ellos, una letra en cada trozo de papel, por ejemplo, colgándolos sobre una puerta o sobre la propia mesa. Y todo esto lo puedes combinar con vasos, platos y servilletas.
  • Colores de estación: otro estilo decorativo de cumpleaños muy simple es vestir la casa y la mesa con colores de estación, siempre considerando la época del año en la que se produjo el nacimiento. Puedes decorar el cuarto o la mesa en colores primarios: rojo, amarillo o naranja si es otoño, colores más neón si es primavera y verano, azul si es más invierno.
  • Animales: los patos siempre son simpáticos y puedes decorar la mesa del cumpleaños de tu bebé con patos: el mantel amarillo, los platos, servilletas y vasos que se compran online, muñecos que hagan ruidos. Y si tienes  un poco más de dinero puedes comprar varios patos de goma y sumarlos a la decoración. Y hasta pueden ser un souvenir de invitados. Lo mismo puedes hacer con dinosaurios.
  • Globos: los globos son un clásicos muy bienvenido. Económicos y divertidos. Si no tienes mascotas, entonces son mucho mejor. Puedes darle forma a un arco para colgar sobre la mesa, puedes decorar toda la mesa con globos o hacer una piscina pequeña repleta de globos donde tu hijo o los otros niños puedan jugar un rato. ¡Globos de todas partes!
  • Decoraciones hechas a mano: dijimos al comienzo que hoy se consigue todo online y en las tiendas, pero también podemos hacer las decoraciones nosotros mismos o con los invitados. Si hay muchos niños, a veces nuestros amigos tienen hijos y hay niños por todas partes, podemos colocar papeles en blanco y marcadores, lápices y crayones para que ellos se diviertan. Entre estas decoraciones artesanales puedes sumar instrumentos musicales: maracas, tambores…
  • Colocar un mantel verde para simular el césped, sobre él, se distribuirán vasos descartables también de color verde, sobre los cuales se pegarán flores de colores (algunos vasos ya traen el diseño impreso).  Las servilletas deben ser coloridas y a los platos se les pueden agregar también flores de colores.
  • Sobre un mantel amarillo, colocar platos y vasos blancos con motivos de estrellas y caracoles marinos, se puede dejar una franja azul en el mantel, sobre la cual aplicar dibujos de barcos y botes, simulando la costa. En este motivo, los vasos pueden llevar sorbetes con forma de sombrillas.
  • Sobre un mantel blanco, dibujar hormigas, mariposas u otro insecto gracioso y delinear el recorrido que ha realizado hasta llegar allí con línea de puntos negras. Este trabajo se puede realizar solamente en los costados o en la totalidad del mantel. En caso de elegir las hormigas, los vasos quedan muy lindos en color rojo con puntitos negros (o lunares de buen tamaño en color negro).

Desde ya que estos decorados de mesa deben coincidir con el del salón en general, de lo contrario quedará de muy mal gusto, mal ensamblado. Por ello se sugiere elegir un tema en particular y a partir de allí hacer el despliegue de ideas. 


Bebé rodeados de balones

Finalmente, si no eres una maestra de jardín de infantes no te preocupes, puedes mantener un esquema de colores más bien clásico, azul o rosa, o elegir arco iris y sumar más colores, usar solo globos enormes y si flotan mejor, si consigues con forma de animales también suma y si ya tiene algo favorito (un libro, un juguete, motivos espaciales como estrellas y planetas), siempre puedes sumarlo a la decoración para que sienta la mesa del cumpleaños un lugar no ajeno sino más cercano.

Y ya no para el niño, pero si para los invitados, podemos dejar registro de nuestro propio primer año como padres. ¿Cómo? En una esquina podemos colgar o pegar algunas fotos de ese breve pero intenso camino que son los primeros meses de un ser humano: el nacimiento, sus primeros kilos, cómo tomó el pecho o la mamadera, alguna foto durmiendo, otra llorando… ese tipo de cosas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.