Ideas para reorganizar la habitación de un niño que empieza secundaria

Los niños crecen muy rápido, tanto que a veces los padres ni se dan cuenta de cómo evolucionan. Los niños pasan a adolescentes también de una forma vertiginosa y cuando pasan de Primaria a Secundaria el cambio se empieza a notar también en sus dormitorios. Si tu hijo va a empezar secundaria es probable que sus gustos hayan empezado a cambiar y que se sienta algo ‘más mayor’ por lo que en su dormitorio esto también se verá reflejado.

No es necesario cambiar toda la decoración del dormitorio de tu hijo que empieza secundaria, pero quizá sí vaya bien una pequeña reorganización para adaptar el dormitorio a sus necesidades. Tanto si el dormitorio es compartido o si es individual se podrá reorganizar para que tu hijo se sienta más cómodo en su refugio personal. Pero, ¿cómo hacerlo? A continuación te damos algunas ideas.

Habla con tu hijo

Lo primero que tendrás que hacer antes de pensar en reorganizar el dormitorio de tu hijo es hablarlo con él, porque el dormitorio no tendrás que reorganizarlo tú, si no que tendrá que hacerlo él. Tú serás su ayuda y su guía. Si tu hijo es el responsable de la reorganización de su dormitorio podrá establecer un vínculo con este hecho y por tanto, aumentará la responsabilidad que siente hacia su propio dormitorio.

Deberás hablar con tu hijo para saber si realmente quiere o siente la necesidad de reorganizar su dormitorio para empezar esta nueva etapa en su vida: el instituto. Es una etapa importante para los niños que empiezan su adolescencia ya que cambian normalmente de centro educativo, de profesores e incluso en ocasiones, también de compañeros. Pueden sentir incertidumbre por este nuevo comienzo y por eso su dormitorio deberá ser su mayor y mejor refugio, además de su lugar de estudio y un buen lugar de descanso para reponer las energías necesarias cada noche.

Si el dormitorio es compartido

No importa si comparte su dormitorio con un hermano/a mayor o menor que tu hijo, lo que importa es que tengan el espacio bien delimitado para que sepa en qué lugar puede poner sus cosas o reorganizarlas. Por ejemplo, deberá tener claro cuáles son sus cajones en los armarios, su zona en la pared, sus estanterías… Y también, respetar el espacio de su hermano/a.

Una vez que tenga esto claro podrá empezar a reoganizar el dormitorio acorde a sus necesidades y a lo que quiere conseguir. Puede ser solo reordenar o quizá reemplazar algunos objetos por otros. Todo esto tendrá que quedar bien pactado antes del momento de comienzo de la reorganización del dormitorio.

¿Cómo reorganizar el dormitorio de tu hijo que comienza secundaria?

Se puede comenzar reorganizando el dormitorio sacando aquellos objetos que ya no querrá tener en su refugio como peluches u objetos que considere que son ‘demasiado infantiles’ o que ya no tienen cabida en su nueva etapa de crecimiento.

Deberá tener una zona de estudio clara y delimitada. Cuando se llega a secundaria el estudio se convierte en una parte principal del aprendizaje, y los conocimientos a adquirir son más complicados que los que se debían adquirir en Primaria. Este espacio deberá potenciar los hábitos de estudio de tu hijo, deberá tener un escritorio, una silla, una luz natural buena y también artificial adecuado. La mesa deberá estar despejada y bien ordenada y de este modo, estudiará mejor.

Los libros y los materiales de estudio deberán tener su lugar en el dormitorio, no vale dejar las cosas de la escuela en cualquier parte. Si no se tiene un lugar para guardar las cosas escolares pueden perderse o incluso, tu hijo puede restarles importancia y no sentir la responsabilidad necesaria para un buen desarrollo académico.

Si tiene cuadros o pósters infantiles en la pared y cree que ya ha llegado el momento de quitarlos, solo tendrás que hacerlo para que se sienta mejor. Quizá prefiera añadir otro tipo de imágenes en su dormitorio. Lo mismo ocurre con otros elementos decorativos como las colchas, las sábanas, juguetes, etc.

Estrategias para mantener una buena organización

También es muy importante que para reorganizar el dormitorio de tu hijo que comienza secundaria tengáis en cuenta la organización del mismo. La organización y la estructura es esencial para conseguir buenos resultados y también, para que tu hijo se sienta cómodo y equilibrado dentro de su dormitorio. Una buena organización en el dormitorio es primordial para que la mente de tu hijo también esté despejada y preparada para asumir nuevos retos y conocimientos.

Algunas maneras de mantener la habitación ordenada y bien organizada en todo momento puede significar únicamente lo siguiente:

  • Pon un canasto para la ropa sucia en la esquina de la habitación de tu hijo, así sabrá dónde tiene que poner la ropa sucia en lugar de en una silla o el suelo. Aunque si coge el hábito de ponerla en su sitio sin canasto en su dormitorio, mejor.
  • Pon una papelera en su dormitorio para que pueda tirar lo que no necesite, ¡excepto los elementos orgánicos! La comida o restos orgánicos deberán ir a la basura de la cocina para evitar invitados no deseados en el dormitorio.
  • Poner ganchos detrás de la puerta o en la pared para colgar chaquetas, bufandas, cinturones, bolsas…
  • Tu hijo deberá hacer su cama todas las mañanas sin excepción. Con la cama hecha cada mañana el dormitorio se verá mucho más ordenado de forma casi automática. Además, hacer la cama no cuesta mucho tiempo.
  • Utilizad colores decorativos que sean neutros o claros para proporcionar una sensación de calma y bienestar todo el tiempo. Además estos colores ayudan a que el dormitorio parezca más amplio y por tanto más organizado y ordenado.

Estos son algunos consejos e ideas que puedes tener en cuenta con tu hijo para que de este modo, su dormitorio quede reorganizado cuando comience el curso en secundaria. Tu hijo se sentirá más responsable en su dormitorio, tendrá la mente más organizada y ordenada gracias a su estancia y refugio y todo esto se verá plasmado tanto en su comportamiento como en su bienestar emocional.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *