Incorporar un espacio de juego en la habitación de los niños

Con un poco de creatividad uno puede hacer cambios poco o nada imaginados en un ambiente. Las habitaciones infantiles, invitan aún más a generar estos espacios para que los niños puedan jugar, explorar de una manera diferente  su misma casa y conocer algo nuevo podría ser el objetivo.

Una buena idea, es usar los espacios que quedan entre los muebles para realizar un mundo paralelo. Es fácil y no tienes por qué gastar demasiado dinero.  Por ejemplo, puedes tomar una caja de un electrodoméstico grande o juguete grande e improvisar una casa. Puedes hacer las ventanas, perforando la caja y hacer las cortinas. En la parte interior puedes forrarla con papel y hacerles dibujos de muebles, representando un ambiente y llenarla de juguetes.

Si no tienes una caja, puedes hacer una suerte de tienda, con sábanas viejas, o telas y llenarla de almohadones y juguetes. Esto le da un aire de las tiendas que se ven en los desiertos. Con lo que podrás jugar a que sales de expedición. SI el tamaño lo permite, el niño no solo va a querer jugar en este espacio, sino también dormir, ya que sentirá ese lugar mucho más propio que el resto de la habitación.


Categorías

Decoración

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *