Infarto placentario: que es y porqué ocurre

infarto placentario

La placenta es el órgano a través del cuál se hace posible que se desarrolle el feto durante el embarazo. Permite que el bebé reciba los nutrientes y el oxígeno que necesita, así como filtrar sus desechos. También le protege de infecciones e interviene en la producción de hormonas que se producen durante el embarazo. Su bienestar es vital para el bebé. Hoy vamos a hablar de una complicación en la placenta como es el infarto placentario.

La transferencia las necesidades que necesita el bebé para desarrollarse de forma correcta se produce a través de la placenta por la circulación sanguínea. La placenta cumple las funciones respiratorias, de regulación metabólica, secretora, de eliminación, de hígado fetal transitorio y de órgano endocrino. Una placenta sana crece durante todo el embarazo, llegando a pesar 700 gramos al nacer el bebé.

Las complicaciones que se pueden producir durante el embarazo en la placenta, pueden traer problemas muy serios como parto prematuro o muerte fetal. No son muy comunes pero es necesario conocerlas para poder detectarlas lo antes posible.

¿Qué son el infarto de placenta?

El infarto de placenta es una patología de la placenta, donde áreas del tejido que están dentro de la placenta mueren por falta de riego sanguíneo. Se dividen en infartos blancos e infartos rojos. Veamos la diferente entre ambos:

  • Infartos blancos. Este tipo de infarto placentario sería un seudoinfarto. Está formado por nódulos de degeneración fibrionoide de color amarillo, blanco o grisáceo. Su consistencia es dura, están rodeados de vellosidades y son benignos. Es decir, no afectan ni al desarrollo del bebé ni al parto. Es debido a lesiones inflamatorias del endometrio, que van formando estos nódulos.
  • Infartos rojos. Los infartos rojos están constituidos por varios núcleos de color rojo o negro según la antigüedad de los infartos (cuanto más recientes más rojos). Tienen una consistencia firme y si son muy numerosos estos núcleos le dan un aspecto característico a la placenta, llamada “placenta trufada”. Están situados en la parte materna de la placenta, que será mucho más pequeña, plana, más fina y más ligera que una placenta sana. Este tipo pone en riesgo el embarazo al no permitir el flujo sanguíneo, provocando insuficiente placentaria.

La placenta al no poder proporcionar los nutrientes y sustentos necesarios para su crecimiento y vida, puede ocasionar bajo peso al nacer, parto prematuros, falta de oxígeno al nacer o muerte fetal. No es algo muy común, pero es importante detectarlo cuando antes.

infarto placenta

¿Por qué ocurren los infartos placentarios?

Pues existen varias causas. Suelen presentarse en madres hipertensas o con alteraciones en la coagulación sanguínea. Si sufres de tensión alta, tienes problemas de coagulación (historial de trombos o coágulos) o ya has tenido un aborto por infarto placentario, tu médico hará un seguimiento más de cerca y posiblemente te dé una medicación para prevenir problemas de este tipo. En principio no pone en peligro la vida de la madre, siempre y cuando no tengas preeclampsia. En este caso es necesario un mayor control tanto de tu salud como la de tu bebé.

También puede suceder a mujeres sin estos antecedentes pero son más raros. No presentan unos síntomas específicos que nos ayuden a saber si estamos teniendo un infarto placentario. Si notas que tu bebé se mueve menos de lo habitual, han pasado 24 horas o más y no lo notas o tienes malestares no habituales acude a tu médico. No te pierdas nuestro artículo “Malestares en el embarazo: cuándo es normal y cuándo no”.

No olvides acudir a todas tus citas para hacer el seguimiento prenatal. Tu médico te hará las pruebas para ver el crecimiento del útero y monitorear sus latidos para ver que está todo bien. Así si hay algún problema podrá detectarse a tiempo.

Porque recuerda… la salud de la placenta es vital para la vida de tu hijo, hay factores de riesgo a tener en cuenta durante tu embarazo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.