Categorías Varios

Infecciones que están relacionadas con el aborto involuntario

Una mujer cuando se queda embarazada solo quiere sentirse bien y estar tranquila durante su embarazo, saber que todo marcha bien y que su bebé se desarrolla correctamente… Pero no siempre es así. Desgraciadamente, hay veces que ocurren los abortos involuntarios y nadie tiene la culpa de que ocurra, simplemente, sucede. Hoy vamos a hablar de algunas infecciones bacterianas y virales, que pueden estar relacionadas con el aborto involuntario.

Esta información es importante conocerla porque de esta manera podrás evitar que te suceda teniendo el conocimiento suficiente para poder evitarlas. Cualquier duda que tengas al respecto no dudes en hablar con tu médico para que te oriente en la prevención y en el caso que contraigas alguna de estas infecciones, que te derive un tratamiento que pueda curarte lo antes posible y minimizar así las probabilidades de un aborto involuntario.

Infecciones bacterianas y virales

Algunas infecciones bacterianas y virales pueden aumentar el riesgo de aborto involuntario. Si bien es cierto que aumentan los factores de riesgo de aborto involuntario, también es necesario tener en cuenta que otras, se pueden tratar y evitar que suceda este fatal desenlace.

A continuación vamos a hablarte de algunas de las infecciones bacterianas y virales más comunes que pueden poner en riesgo tu embarazo y que si crees que puedes tenerlas tendrás que ir a hablar con tu médico lo antes posible para que te haga las pruebas necesarias y comiences cuanto antes el tratamiento.

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una infección vaginal común que causa mal olor en la vagina como a pescado podrido, picor, ardor después de mantener relaciones sexuales o de ponerse un tampón, escozor al orinar, flujo vaginal de color blanco o gris y bastante espeso. Aunque estos síntomas son bastante comunes también hay mujeres que tienen la afección pero no se notan ningún tipo de síntoma.

La vaginosis bacteriana puede estar relacionada con el aborto involuntario pero padecerla no significa que vayas a perder el embarazo sin alternativas, pero durante el primer y el segundo trimestre las probabilidades son más altas. Una vaginosis bacteriana también puede hacer que se tenga mayor probabilidad de tener un parto prematuro.

Si crees que puedes tener vaginosis bacteriana tu médico tendrá que hacerte un examen pélvico tomando un hisopo y analizando si realmente tienes bacterias. Si tienes esta infección deberás tomar antibióticos y usar una crema vaginal para eliminar la infección.

Clamidia

Tener clamidia y otras enfermedades de transmisión sexual pueden aumentar tus probabilidades de desarrollar enfermedad inflamatoria pélvica, una condición inflamatoria que es un factor de riesgo conocido para el embarazo ectópico. Los síntomas pueden incluir dolor pélvico, malestar y fiebre.

La clamidia podría aumentar las probabilidades de tener un aborto espontáneo, ya que las bacterias pueden alterar tu respuesta inmune contra un embarazo precoz. Los síntomas de la clamidia pueden incluir secreción, picazón, dolor vaginal, dolor rectal y secreción y dolor durante las relaciones sexuales y la micción. Muchas mujeres con clamidia no experimentarán ningún síntoma.

Si tiene esta afección tu médico te recetará antibióticos para tratarlo con la mayor eficacia posible. Si lo que tienes es una enfermedad inflamatoria pélvica, es posible que requiera que el tratamiento con antibióticos dure más tiempo que en el caso de la clamidia.

En el caso de que sospeches que puedes tener alguna de estas afecciones, tu médico tendrá que examinar con un hisopo el flujo vaginal o con un análisis de sangre. Si tienes clamidia, y no has recibido el tratamiento adecuado a tiempo y tu médico cree que podrías tener la enfermedad inflamatoria pélvica, entonces puede que te hagan una ecografía para detectar las señales de inflamación crónica y ver cómo está tu bebé.

Intoxicaciones alimentarias

Las infecciones transmitidas por los alimentos también se conocen como intoxicaciones alimentarias. Ciertos tipos de intoxicación alimentaria bacteriana, como las infecciones por Listeria y Salmonella , están vinculados a los riesgos de aborto involuntario. La listeria es un tipo de bacteria que se encuentra más comúnmente en las carnes frías y no pasteurizadas y puede causar la listeriosis.

La salmonela es común en aves de corral, carnes rojas y huevos crudos… por lo que cuando estás embarazada es necesario que cuides bien tu alimentación y que si tienes dudas sobre esto, que hables con tu médico para que te oriente para poder mantener una dieta sin peligros.

Toxoplasmosis

Algunos gatos portan una bacteria llamada Toxoplasma gondii, que se puede encontrar en las heces de los gatos, y es por eso que las mujeres embarazadas no deben cambiar la caja de arena o si lo hace, tendrá que extremar las precauciones. Estas bacterias causan una enfermedad llamada toxoplasmosis, que puede causar un aborto espontáneo o problemas congénitos en un bebé.

Pero también puede contraerse por alimentos infectados por esta bacteria como puede ser por ejemplo, las carnes crudas o poco hechas. Por eso, los alimentos que tomes deberán estar bien cocinados.

Parvovirus B19 (Quinta Enfermedad)

El parvovirus B19 causa una enfermedad relativamente leve llamada quinta enfermedad. La condición suele ser leve en los niños, ya que la mayoría de los adultos son inmunes. La mayoría de las personas se contagian de la enfermedad en algún momento durante la infancia, lo que lleva a una inmunidad permanente. El parvovirus B19 puede causar hidropesía fetal, una condición grave que conduce a la acumulación de líquido en el feto, si una mujer embarazada no inmune está expuesta.

Menos del 5% de las mujeres que contraen el parvovirus B19 durante el embarazo terminan en un aborto espontáneo.

Rubéola

La rubéola, también llamada sarampión alemán, puede causar defectos congénitos de nacimiento si la contrae durante el primer trimestre de embarazo. La rubéola también puede causar aborto involuntario. No es común debido a la vacunación generalizada contra el virus que la causa. Los médicos prueban rutinariamente a las mujeres la inmunidad contra la rubéola como parte de las pruebas prenatales de sangre.

Si piensas que puedes tener cualquiera de estas afecciones, será necesario que acudas a tu médico lo antes posible para que te haga las pruebas pertinentes y que de este modo, pueda recomendarte el tratamiento más eficaz posible.

Publicado por

Artículos recientes

Qué frutas puedes darle a un bebé

Uno de los primeros alimentos que se introduce en la dieta del bebé son las frutas, una gran variedad de…

25 de mayo de 2019 20:00

Embarazadas con estilo: cómo vestir para estar preciosa

Estar embarazada no es ningún impedimento para estar guapa, elegante y con estilo. Hoy en día puedes encontrar prendas ideales…

25 de mayo de 2019 18:00

Cómo decirle a tu novio que estás embarazada

El momento en que te enteras de que estás embarazada, suele ser uno de los más especiales en la vida…

24 de mayo de 2019 22:58

La televisión puede ser una herramienta de aprendizaje

Es posible que en tu hogar haya televisión pero que nunca te hayas parado a pensar en cómo ven tus…

24 de mayo de 2019 17:00

¿Qué son los cotiledones de la placenta, cuántos hay?

Hoy queremos hablarte de lo que son los cotiledones de la placenta. Lo primero que te sorprenderá es que también…

24 de mayo de 2019 13:00

Los niños refugiados son NIÑOS y necesitan ayuda

Se habla mucho de los niños refugiados en España, de los niños que están solos ante el mundo… Se piensa…

24 de mayo de 2019 10:43