Inseminación intrauterina: qué es y en qué consiste

inseminación intrauterina

La inseminación intrauterina es la técnica de reproducción más sencilla que hay, que se utiliza para aumentar las probabilidades de conseguir un embarazo cuando el problema de fertilidad es leve. Es un procedimiento simple y poco costoso. Cuando nos tienen que someter a una técnica de fertilidad nos sentimos perdidos ya que el desconocimiento nos crea cierto descontrol y malestar. Aquí te contamos en qué consiste esta técnica para que tengas toda la información necesaria.

¿Qué consiste la inseminación intrauterina?

La inseminación intrauterina consiste en introducir mediante una cánula el semen de la pareja o de un donante, directamente en el interior del útero de la mujer mientras está ovulando. Así se consigue tener más oportunidades ya que los espermatozoides están en el momento adecuado en el lugar indicado, facilitándoles su labor.

Durante el coito pocos son los espermatozoides que llegan a su destino. Se encuentran con varios obstáculos, el primero de ellos es el moco cervical que provoca que muchos de ellos mueran. Con esta técnica se consigue superan estas barreras para facilitar el trabajo de los espermatozoides. Tiene una probabilidad de éxito de entre un 12 y un 20% en cada ciclo, y se puede repetir hasta un máximo de 4 veces. Si no es posible el embarazo con este técnica, se puede probar otra técnica más compleja.

¿Cuál es el procedimiento de la inseminación intrauterina?

La inseminación intrauterina consta de 3 fases. La primera seria la fase de estimulación ovárica. Esta fase consiste en inducir la ovulación de forma artificial a través de medicación con hormonas. Así se consigue ayudar a los óvulos a madurar y poder ser fecundados. Esta fase durará entre 9-14 días, con un pinchazo cada día que te administrarás tú misma. Tendrás que hacer un seguimiento para ver como se desarrolla la estimulación y evitar riesgo de hiperestimulación. Cuando uno o dos como mucho alcanzan los 16 mm, se induce la ovulación con una inyección de hCG. La ovulación ocurrirá exactamente 36 horas después.

Esta fase no siempre está presente, dependerá de cada caso ya que dependerán varios factores como la edad de la mujer, número de ciclo, resultados de las pruebas, donde resida el problema de fertilidad…

Una vez conseguida la correcta maduración del óvulo u óvulos, la siguiente fase sería la recogida y lavado del semen, por parte de tu pareja. Para mejorar su calidad, se pasa el semen por un proceso de lavado para concentrar los espermatozoides sanos y eliminar todo aquello que afectaría negativamente a la fecundación. Tiene que estar entre unos 3 y 5 días en abstinencia antes de la entrega del semen. Si vas a utilizar semen de donante, ya estaría listo para utilizar.

Luego entraríamos en la siguiente fase,  que ya sería la propiamente inseminación. El médico será el que determina el día y la hora adecuados. Llegado el momento introduce una cánula (un tubo fino y flexible) a través del cuello uterino hasta llegar al útero. Con una jeringa se introduce el esperma por la cánula para llegar a su destino. Esta fase no dura más de 5-10 minutos, y no necesitas anestesia. Podrás irte a casa tras unos minutos de reposo.

La espera

Tras pasar por estas fases, llega la etapa más dura que es la de la espera. Todas las esperanzas y sueños están puestos en esa recta final que parece no llegar. Te recomiendo que esta espera la planees por adelantado. Es decir, que hagas planes para estos 14 días. En lugar de quedarte en casa esperando, tachando los días de tu calendario haz planes divertidos. Queda con amigas, vete de compras, haz cosas que te diviertan… no estás enferma puedes hacer tu vida normal. Así tu espera será mucho más dulce y tu mente estará entretenida y no centrada en el resultado final.

Tras esos 14 días, una prueba de embarazo (o la llegada antes de la regla) nos dirá el resultado de la inseminación.

Porque recuerda… obsesionarse tampoco es bueno, toca soltarse y disfrutar del proceso lo mejor que podamos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.