Insomnio en niños y en adolescentes

INSOMNIO

El insomnio es un trastorno del sueño que puede afectar a cualquier tipo de persona ya sea de una edad determinada o de un país u otro. Son muchas las personas que achacan el sufrir insomnio con episodios continuos de estrés o de ansiedad, sin embargo dicho trastorno se puede dar también durante la adolescencia o en los niños.

Acto seguido te explicamos los factores que pueden influir de una manera negativa en el sueño de los niños y de los adolescentes. 

El sueño en las primeras etapas de la vida

Como ya te hemos comentado más arriba el insomnio se puede presentar en cualquier momento de la vida por lo que lo pueden padecer los niños y los adolescentes. Los procesos del sueño van cambiando con el paso de los años desde que uno es bebé hasta que es adulto. Para un recién nacido los ciclos del sueño se van estabilizando con el paso de los meses.

A partir de los 5 o 6 meses de edad el sueño empieza ya a estabilizarse y va a depender de factores externos como es el caso del hambre o el estar enfermo. Casi al llegar al año de edad el sueño ya es más prolongado y empieza a dormir más profundamente. Si el niño empieza a presentar momentos de insomnio es probable que se deba a un cierto desequilibrio en ciertos componentes del sueño que puede llegar a prolongarse durante toda la infancia y en la adolescencia.

Qué factores influyen en el sueño de los niños y de los adolescentes

El desequilibrio de ciertos componentes relacionados con el sueño son los responsables de que ciertos niños tengan serios problemas a la hora de conciliar el sueño y no puedan descansar como realmente debieran. Ante ello es esencial el conocer dichos factores para llegar a la causa del tal insomnio y conseguir que los niños y los jóvenes puedan dormir plácidamente y perfectamente.

  • Lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de tratar un posible insomnio son los ciclos circadianos del sueño. El ritmo circadiano se suele establecer a partir de los 6 meses de vida del pequeño estableciendo las horas de sueño del pequeño. Los padres deben en todo momento el comprender dicho ciclo de su hijo para determinar que no existe el insomnio hasta pasada tal edad.
  • Hay también un componente ambiental que puede llegar a provocar que los menores y los adolescentes tengan problemas de insomnio. La ausencia o presencia de luz durante el día y la noche afecta de una manera directa a la producción de melatonina en el cuerpo. La carencia de melatonina en el organismo puede causar problemas a la hora de descansar, llegando por tanto a afectar a los menores de edad o a los jóvenes. Son muchos los niños que de pequeños duermen con luz en su habitación, ello puede causar serios problemas a la hora de conciliar el sueño. Es por ello que se aconseja el apagar las luces de la habitación cuando es pequeño.
  • El llevar una serie de hábitos saludables desde la infancia es importante a la hora de conseguir dormir perfectamente. Son muchos los niños que desgraciadamente no tienen dichos hábitos y ello va a repercutir negativamente a la hora de conciliar el sueño. Es labor de los padres el enseñar a los niños a seguir una serie de hábitos desde que son pequeños y evitar de esta manera futuros trastornos relacionados con el sueño como es el caso del insomnio.

Como has podido comprobar el insomnio y los problemas a la hora de dormir no lo sufren solo los adultos sino que también puede llegar a afectar a los menores y a los adolescentes. Si notas que tu hijo tiene serios problemas a la hora de dormir es bueno que observes la causa que puede provocar esto y acudir a un especialista que pueda a resolver el problema. Es importante que los niños descansen correctamente y puedan dormir las horas necesarias para que puedan rendir sin problemas al día siguiente.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.