Internet y familia, ¿se puede compaginar?

Una se las asignaturas pendientes más urgentes dentro de nuestra sociedad actual, es la conciliación familiar y laboral. Cuando una mujer se plantea la maternidad, no solo tiene que hacerlo desde el punto de vista familiar, si no también teniendo en cuenta su situación laboral.

Sin embargo, desde hace algunos años estamos viviendo una impresionante evolución del mundo digital. Lo que ha permitido que muchas mujeres puedan convertirse en madres, sin tener que renunciar a su posición en el mundo laboral.

Eso si, para lograrlo es imprescindible reciclarse y adaptarse a las nuevas oportunidades a través de Internet. Si eres capaz de renovarte y manejar de una forma eficiente las redes sociales y demás plataformas, puedes formarte una carrera profesional en la red.

Pero, ¿de que forma afecta Internet a la familia?

Existe una delgada linea entre la diversión y la obsesión. Es muy fácil llegar a engancharse de una forma imprudente a las redes sociales. Porque de ser una efectiva herramienta para miles de utilidades, Internet puede convertirse en un motivo de distanciamiento familiar.

A través de las plataformas digitales, podemos ver y conocer la vida de otras personas alrededor del mundo. Muchas de ellas con vidas aparentemente impresionantes. Es fácil que si tu vida es más “normal”, puedas sentir celos o envidia de lo que ves.

Esto puede crear una brecha en tu unidad familiar, puede que sin darte cuenta termines por rechazar tu realidad. Y es muy posible que esa vida de ensueño que ves en Internet, sea simplemente una imagen, solo apariencia.

Internet y familia

También es importante tener mucho cuidado con lo que expones de tu vida familiar. Todos los padres y madres sentimos un orgullo único por nuestros hijos, y es posible que quieras que el mundo conozca a ese ser tan especial al que has dado la vida.

Pero debes ser consciente de los peligros que Internet conlleva. Si vas a mostrar la vida de tus hijos en redes sociales debes tener ciertas precauciones muy importantes.

  • Nunca muestres en las fotos algo que sea identificable respecto a tu lugar de residencia. Un portal, unas ventanas diferentes, el nombre de algún comercio, pueden ser pistas para reconocer la zona. Nunca sabes quien está detrás de un perfil en Internet.
  • Evita mostrar los uniforme escolares, a través del escudo del colegio o de la ropa, se puede identificar el centro educativo.
  • Cuida la privacidad de tus hijos. Es muy gracioso ver a los niños aprendiendo a utilizar el retrete, o verlos desnudos por tu casa. Quizá todos tengamos alguna foto similar. Pero no es lo mismo tener una imagen así en un álbum de fotos familiar, que compartirlo en Internet.

Todo lo que subes a la red queda guardado en un limbo imposible de eliminar. Todos los datos, imágenes y datos que compartes en Internet de forma inocente, pueden estar en manos de desconocidos. Es fundamental cuidar y proteger la privacidad de los niños.

Que Internet y la familia sean compatibles es posible, es un trabajo que debemos realizar cada uno de forma individual. De ti depende que utilices los medios a tu alcance de forma productiva y responsable.

Internet puede ofrecer muchas posibilidades y oportunidades. Si lo utilizas en beneficio de tu familia, puedes obtener grandes beneficios. En Internet puedes encontrar respuesta a cualquier pregunta que puedas hacerte.

Puedes tener la oportunidad de crear tu negocio on line, de forma que alcances la tan soñada conciliación laboral. Trabajar desde casa cuando tienes hijos es una gran oportunidad. Pero no por ello es menos sacrificado.

Adolescentes y redes sociales

Especial cuidado merecen los adolescentes, Internet y las redes sociales pueden convertirse en verdaderos peligros para ellos. Los jóvenes son fácilmente influenciables. De ahí que esté tan de moda la palabra influencer.

Vigila de cerca la utilidad que estos hacen de Internet y las plataformas digitales. Habla y explícales los riesgos que pueden encontrar. Es comprensible que en la sociedad en que vivimos los chavales quieran tener un móvil.

Lo que no debemos permitir es, que el tener un móvil se convierta en un escudo familiar. Que dejemos de mantener conversaciones en familia para consultar el móvil. Fomenta las relaciones familiares de forma cercana. Para que Internet sea un beneficio y no un sacrificio.

Feliz Día Internacional de Internet


Categorías

Consejos

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.