Intersexualidad. Más allá de hablar de “hombre” o “mujer”.

intersexualidad

La intersexualidad da nombre a aquellas personas que no encajan dentro de las tradicionales categorías de sexo: ¿hombre o mujer?. Nada tiene que ver con la orientación sexual, hablamos de aspectos determinados por la genética. Y es que al nacer, hay una característica física por excelencia que nos suele situar en uno u otro sexo, los genitales. ¿Qué ocurre cuando a simple vista no esta claro el sexo del recién nacido?

La OMS sitúa el porcentaje de personas intersexuales en el 1%. En España las últimas investigaciones hablan de 250 bebes cada año con esta característica, aunque los estudios son escasos.

Para conocer las causas debemos adentrarnos brevemente en los códigos genéticos que determinan el sexo de mujeres y hombres. Cada ovulo trae consigo un cromosoma X, solo cuando es fecundado se determinará el futuro sexo del recién nacido. Así, la variabilidad sexual la aporta el espermatozoide, pudiendo llevar en su código  un nuevo cromosoma X u Y. Las mujeres presentan la combinación cromosómica XX y los hombres XY. El cromosoma Y permite que durante la etapa fetal se produzca la virilización de este, a partir de la liberación masiva de testosterona. Así, esta hormona será determinante para la aparición de características físicas masculinas, formándose el pene y los testículos. La ausencia de cromosoma Y continuará con el proceso de desarrollo femenino, formándose la vulva y los ovarios.

Las causas de la intersexualidad son muy variadas, encontrándose su mayoría en una insensibilidad parcial a los andrógenos. En muchos casos será necesario que el tiempo determine que características se desarrollarán más. En otros que sea la persona la que determine el sexo con el que se siente identificada.

La ley española es clara, y los padres disponen de 72 horas para inscribir en el Registro Civil a los recién nacidos categorizandolos en la condición de sexo masculino o femenino. Aún no contempla la tercera categoría, que otros países como Francia empiezan a recoger como “sexo neutro”.

Sin duda, la sexualidad es un campo complejo y diverso, que va mucho más allá de ser hombre o mujer. Dar visibilidad a la diversidad sexual es importante, dejando atrás tabúes y creencias erróneas.


Escribe un comentario