Intoxicaciones, cómo actuar ante ellas

Prevenir intoxicaciones

Bien sabemos que los bebés se llevan todo a la boca. Esto forma parte de su forma de conocer el mundo ya que quieren descubrir todo a través de los cinco sentidos: Observando, tocando, oliendo, escuchando y, su preferido, probando. Parece que no, pero los bebés son muy rápidos y, por muy atentas que estemos, cualquier mínimo descuido puede darnos un buen susto.

Evitar las intoxicaciones parece una tarea complicada, pero en realidad podemos ayudarnos con algunos sencillos pasos. Hoy vamos a ver cómo evitarlas y, en caso de que ocurran, qué debemos hacer en cada caso para eliminar todo peligro posible para nuestro pequeño.

Formas de prevenir

Suena evidente pero a veces nos olvidamos que la mejor forma de prevención es mantener todo producto tóxico o peligroso fuera del alcance de los niños. Para esto lo mejor es tener armarios en la cocina y en el cuarto de baño donde guardar los medicamentos, productos de limpieza, etc, a ser posible bajo llave (por si acaso, que aprenden rápido a subirse a las sillas).

Síntomas de una intoxicación

Los síntomas pueden variar según el tiempo transcurrido desde que tomó el producto, la cantidad, etc, pero generalmente podríamos decir que los síntomas comunes son los siguientes:

  • Dolor en el vientre
  • Vómitos, náuseas o diarreas (esto suele ocurrir mucho tiempo después)
  • Fiebre
  • Erupción cutánea
  • Sudores
  • Visión nublada
  • Convulsiones
  • Pérdida de consciencia

Cómo actuar

Lo primero será evitar un par de remedios frecuentes, el primero, darle soluciones caseras con la intención de “desactivar” el producto tóxico y, el segundo, provocar el vómito. Ambas acciones deberán realizarse siempre bajo consejo médico. Qué debes hacer:

  • En caso de que la ropa esté contaminada (por ejemplo, llena de lejía) se le deberá quitar inmediatamente y enjuagar al bebé o niño con abundante agua, especialmente si le ha llegado al ojo.
  • Leer las recomendaciones del producto en sí en caso de intoxicación y seguir las indicaciones.
  • Llamar al 112 o al número de toxicología (91 562 04 20) para solicitar información. Te preguntarán cuál es el tóxico,  qué cantidad ha sido, cuánto tiempo hace y qué tipo de vía ha sido (si lo ha bebido, le ha caído encima, etc).
  • Controlar continuamente la apariencia del bebé o niño y, si es posible, recoger una muestra del tóxico (en caso de que no se sepa qué es, será útil averiguarlo para saber cómo actuar).

Más información – Seguridad en el hogar para el bebé que gatea

Foto – Unidad de aféresis


Categorías

Seguridad

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *