Introducción de nuevos alimentos: verduras crucíferas

Introducción de nuevos alimentos: verduras crucíferas

Las judías verdes y las patatas son alimentos considerados ideales para los bebés, pero ¿podemos decir lo mismo de la coliflor y los nabos? Pues no mucho, y es una lastima porque las verduras crucíferas están llenas de nutrientes muy importantes. Pero aunque no sean consideradas alimentos típicos para los bebés, no significa que debamos renunciar a ellas.

Entre las verduras crucíferas podemos encontrar: el brócoli, la coliflor, la col, la col rizada, el repollo o las coles de Bruselas.

Puedes introducir poco a poco una de estas verduras con el puré de patatas o con el de verduras típicas de judías, zanahoria, patatas, etc. Introduce un poco de nabo o coliflor o col en estos purés, y a medida que el bebé vaya asimilándolo o le guste, puedes llegar a hacer un puré o verdura crucífera exclusiva troceada.

Fuente – Madres hoy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *