Introducir cacahuetes en la dieta de los lactantes reduce un 81% el riesgo de alergia

Introducir cacahuetes en la dieta de los lactantes reduce un 81% el riesgo de alergia

De toda la vida se ha dicho que no hay que darles frutos secos a los niños hasta los 3 años. Seguro que no soy la única que ha tenido que discutir con tíos o abuelos en Navidad a cuenta de los polvorones. Pero ahora, un estudio confirma que la introducción de frutos secos como el cacahuete en la dieta de los lactante podría reducir el desarrollo de alergias.

El estudio en cuestión, realizado por el King’s College de Londres y publicado en The New England Journal of Medicine, concluye que la introducción de productos con cacahuete en la dieta de los lactantes con alto riesgo de desarrollar alergia al mismo es una aproximación segura, pero que además logra una reducción del 81% en el riesgo posterior de desarrollo de la alergia.

Para llegar a estas afirmaciones, los científicos realizaron un trabajo comparativo entre los niños israelíes (los cuales muestran menores tasas de alergia a los cacahuetes) y los niños judíos residentes en Reino Unido. La particularidad de esta selección se basa en que los niños israelíes consumen alimentos con cacahuetes desde que son muy pequeños.

El análisis de los datos del experimento con 640 niños de alto riesgo entre 4 y 11 meses de edad  y su seguimiento hasta que cumplieron los 5 años de edad, reveló que la introducción de productos con cacahuete en la dieta de los lactantes lograba una reducción del 81% en el riesgo posterior de desarrollo de la alergia en comparación con los que evitaron este fruto seco.

Este estudio es el primero en demostrar que la introducción temprana de cacahuetes en la dieta es realmente beneficioso: “Las alergias alimentarias son una preocupación cada vez mayor en todo el mundo. Los resultados tienen el potencial de transformar la forma en la que nos acercamos a la prevención de la alergia alimentaria”, afirma Anthony S. Fauci, líder del estudio.

Más datos sobre esta investigación aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *