Juegaterapia contribuye a la mejora de los ambientes hospitalarios destinados a niños

Decoración en los pasillos de oncología pediátrica. Hospital la Fe.

Decoración en los pasillos de oncología pediátrica. Hospital la Fe.

Hoy me he despertado con una buena noticia, mejor dicho con dos, y ambas tienen que ver con la mejora de la calidad de vida en niños hospitalizados, también están protagonizadas por la misma organización…, en realidad las sonrisas que se conseguirán son las protagonistas absolutas, pero empecemos por el principio. Como sabéis, y si no os lo cuento yo, la hospitalización de un peque puede ser (y es en muchos casos) una circunstancia negativa y desestabilizante para la familia; solo hay que imaginar cómo puede sufrir el niño la ruptura de sus círculos de apoyo familiar y social, unida al proceso relacionado con su enfermedad, y la estancia obligada en un ambiente desconocido, que podría incluso ser percibido como hostil.

Un documento del Colegio Oficial de Enfermería de Madrid, nos habla sobre la influencia de la arquitectura y decoración hospitalarias en los pacientes: parece que ayuda a reducir la presión sanguínea y el ritmo cardíaco (y esto es apoyado por estudios realizados sobre el tema); mencionan también la importancia de la luz natural, la posibilidad de ver jardines desde la habitación, y los cuadros que decoran las paredes: todo ello contribuye a la recuperación posquirúrgica y reduce la ansiedad previa a una intervención. Creo que en el caso de que los enfermos sean niños, se puede afirmar con más razón que necesitan un ambiente agradable, tanto en la habitación, como en las salas dónde se les atiende o se les interviene. En ese sentido, se están produciendo avances en los últimos años: paredes pintadas con motivos infantiles, salas de espera que albergan columpios para los más pequeños y consolas para los adolescentes, juegos, lápices,… Todo esto ayuda, pero hoy quiero contaros la inestimable colaboración que la Fundación Juegaterapia ha prestado recientemente a dos hospitales españoles.

¿Quiénes son Juegaterapia? la iniciativa partió hace casi 6 años, y su actividad está centrada en mejorar la vivencia de los niños ingresados, para que pueden ‘olvidarse’ un poco de lo que les ocurre. A tal efecto recogen dispositivos electrónicos que sus propietarios ya no necesitan y las envían a los hospitales con áreas de oncología infantil, cuentan para ello con el apoyo de la empresa de mensajería Envialia. Juegaterapia también se ha propuesto reconvertir las azoteas de los hospitales en jardines, a fin de que los pequeños pacientes tengan la oportunidad de jugar mientras reciben un rayo de sol (y de esperanza). Las dos últimas acciones de esta Fundación consisten en proyectos finalizados en el Hospital Universitario La Fe (Valencia) y en el Hospital la Paz (Madrid).

Decoración de la Unidad de dolor infantil, hospital la Paz.

Decoración de la Unidad de dolor infantil, hospital la Paz.

El primero se ha centrado en los pasillos de la oncología pediátrica, que convertidos en escenas de cómic, hace pensar a los peques que son estrellas de cine, y ahora el hospital pasa a llamarse ‘hospiwood’; el segundo es la decoración con motivos alegres y relajantes de la Unidad del Dolor, que ahora luce como si de una auténtica Unidad del ‘Color’ se tratara

Como reza el artículo 17 de la Carta Europea del niño hospitalizado: estos tienen “Derecho a disponer de locales amueblados y equipados de modo que respondan a sus necesidades en materia de cuidados, de educación y de juegos, así como a las normas oficiales de seguridad”, así que todo lo que la sociedad pueda hacer por ellos (incluso superando el derecho mencionado) es un ejercicio de protección a la infancia, que por su vulnerabilidad, necesita más cuidados.

Para finalizar, debo comentar que la Fundación Juegaterapia, a su vez ha recibido el soporte de otras entidades para la finalización de estos proyectos.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *