Entérate: el juego al aire libre es necesario para disfrutar de una infancia saludable

dia-juego2

Hoy 28 de mayo es el Día Internacional del Juego, y si es triste tener que recordar la importancia del Juego en el desarrollo infantil, y los beneficios que tiene para nuestras niñas y nuestros niños; aún lo es más darnos cuenta de que los peques no juegan todo lo que deberían. Sin darnos cuenta (o siendo plenamente conscientes, ya no lo tengo claro) los adultos hemos invadido los espacios que la infancia utilizaba para sus juegos, y les hemos arrebatado el tiempo precioso que tenían para ejercer la que debería ser ocupación principal en estos años: JUGAR.

Hace 2 meses, un artículo en The Guardian, alertaba de un fenómeno que viene produciéndose en el Reino Unido (y que ya conocían en Estados Unidos): tres cuartas partes de los niños pasan en el exterior menos tiempo que los reclusos. Y no lo dice Damian Carrington – el autor de una afirmación que lejos de ser descabellada, es muy cierta – lo dice una investigación. ¡Qué demencial tener que recurrir a estudios para contarnos lo que es lógico! ¡que los peques necesitan jugar libremente, y necesitan hacerlo sobre todo en espacios verdes!

Aprovechando la publicación de las conclusiones procedentes del trabajo, los expertos (mi grado de preocupación va en aumento, ¿expertos opinando sobre el juego infantil?, “ver para creer”) les contaban a los progenitores británicos que “el juego activo” (aquí no entra jugar con la consola o la tablet, y no, no estoy diciendo que estas sean nocivas) es necesario para la salud de las niñas y los niños. También alertaban sobre el miedo creciente que parecemos tener a que atraviesen las puertas de casa para vivir sus propias vidas.
dia-juego3

Juego en la calle: ¿llegará a desaparecer?

Esperamos que no, pero este tipo de avisos vienen repitiéndose desde hace años, por ejemplo, en 2012, Petra Mª Pérez (catedrática de Teoría de la Educación de la Universidad de Valencia), nos explicaba que el hecho de que los niños tengan cada vez menos tiempo para jugar se debe (en parte) al exceso de actividades extraescolares (y es que las mamás y los papás, “no tenemos medida” a veces). Diría yo también, sin mucho miedo a equivocarme que los deberes tampoco ayudan mucho a que estas personitas que llenan nuestra vida de alegría tengan el tiempo suficiente para jugar.

Parecía entonces que la tendencia era a una mayor individualidad del juego y a jugar con los adultos. Y efectivamente muchas veces es así, y peor aún, porque la individualidad lleva al aislamiento, este el aburrimiento, y directamente nos encontramos con una buena parte de niños de entre 3 y 14 años que ocupan muchísimo tiempo con los juegos digitales. Respecto a jugar con papá, mamá o los abuelos, pues yo lo encuentro razonable cuando se trata de bebés o niños muy pequeños, pero una vez que los niños cumplen 5 o 6 años, resulta muy absurdo pretender que aún quieran jugar con nosotros e inmiscuirnos en sus actividades lúdicas.
dia-juego4
La investigación de la que nos habla The Guardian insiste en que jugando se aprende de forma natural, y se aprenden cosas que a los niños solo les puede contar la experiencia y el contacto con el medio natural, o como mínimo con el exterior. Adquieren la capacidad de resolver problemas y evaluar riesgos, pero además desarrollan la creatividad. Es tan obvio que sorprende descubrir en qué situación está la Infancia actual. Y no es cuestión de idealizar épocas pasadas, pero tampoco vamos a negar los beneficios tan evidentes que tiene para los niños JUGAR.
dia-juego

Explicando obviedades.

Jugar lejos de ser una pérdida de tiempo es una actividad muy productiva que ayuda a mejorar la competencia de relación social y libera de tensiones (solo por esto último yo lo potenciaría). Y mirad que curioso: la química en esto también influye, puesto que las hormonas se ponen en marcha mediante el juego, y son las responsables de la felicidad que se siente al jugar. No menos importante es que el juego mejora la concentración y el aprendizaje, así como la actividad física.

¿Estamos encerrando a nuestros hijos? ¿tú que crees? Los peques tienen tanto derecho a la libertad como nosotros, y sabemos perfectamente cuán necesario el juego para una infancia saludable, ¿qué pasa entonces que somos incapaces de facilitarlo?

Imágenes — Rademenes777, Steve Ford Elliott, greenwichwhs


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *