Juego de la Ballena Azul: ¿es un riesgo real o se trata de una leyenda urbana?

¿Será “el juego de la ballena azul” la última aberración que nos queda por ver? ¿faltan muchos escalones por bajar en esto de la decadencia de la Humanidad? Voy más allá: ¿es una noticia inventada para hacernos perder tiempo pensando en nuestros miedos, o de verdad se está incitando el suicidio de los adolescentes?

Como sabéis (porque desde finales de abril estamos leyendo noticias al respecto), el Juego de la Ballena Azul se ha estado difundiendo a través de las Redes Sociales, en comunidades cerradas. Es significativo que hace una semana y media, se encontraban varios resultados con el mismo nombre, usando el buscador de Facebook, y hoy mismo sólo he hallado otros grupos de oposición a lo que supone este “juego” o entretenimiento macabro y absurdo.

Esto es porque diversos usuarios de la red social, denunciaban las páginas, aunque los propios responsables de Facebook no han confirmado que sean responsables del cierre. En cualquier caso, dar cuenta de comportamientos abusivos e informaciones perniciosas es un derecho de cualquier internauta, y diría que también es un deber (en pro de una convivencia saludable). Por otra parte, se puede leer en el apartado “normas comunitarias”, una reseña específica que prohibe explícitamente la promoción de autolesiones o conductas suicidas, así que no es de extrañar que se hayan cerrado.

Normas Comunitarias Facebook: autolesiones

El juego consiste en realizar 50 pruebas, que son “supervisadas” (si es que es posible usar el término en este contexto). Los interesados, se suman a las comunidades, recogen las indicaciones, y se organizan. A razón de un reto por día, se pide a los chicos y chicas que participan que se auto lesionen (cortándose o pinchándose), que visiones películas terroríficas, que visiten las vías del tren, etc. Este juego alcanza dimensiones demenciales, cuando al llegar a la prueba 26, el usuario recibe noticia de la que será su fecha de muerte, a ejecutar el día 50, arrojándose al vacío, desde un edificio alto.

¿Es una leyenda urbana el juego de la Ballena Azul?

En varios países de América Latina, la policía intenta averiguar si algunas muertes por suicidio, han tenido que ver con este juego. En Rusia, dónde las alarmas saltaron hace un año, sucedió que un artículo de prensa intentó relacionar 80 suicidios con la práctica del juego, aunque finalmente no se pudo relacionar con certeza.

Ahora mismo, sabemos que hay o han habido grupos en Facebook, y que en otros países se hacen valer también de redes sociales distintas; conocemos asimismo que puede no estar probado su relación con los suicidios. Quizás nos hayamos dejado arrastrar por una leyenda urbana, aunque lo cierto es que la rusa Rina Palenkova, supuestamente había jugado (antes de su suicidio) y compartido imágenes de sus progresos en un espacio de Internet llamado VK.

Las imágenes no son pruebas, porque aunque algunas han trascendido, por lo general se supone que los administradores de las comunidades piden que sean borradas una vez que se demuestra la participación.

Consejo de la Policía Nacional

Consejo de la Policía Nacional

Conocer los riesgos para prevenirlos.

Algún que otro caso ha sucedido ya en España, niñas y niños en los primeros cursos de Secundaria, y ahora ingresados en Unidades de Psiquiatría infanto juvenil. Puede que seas madre o padre, y te preocupe este tema, sería lógico, por eso hemos traído un comunicado del grupo de delitos telemáticos de la Guardia Civil:

El “juego de la Ballena Azul” en cuestión consiste en la realización de 50 retos en 50 días de los que deberán demostrar su superación mediante fotos y/o videos que lo atestigüen.
Los responsables de este juego, o comunidades similares, son expertos en ingeniería social, teniendo con la capacidad de llegar a la manipulación de sus víctimas gracias a la información que previamente han recabado de ellos a través de sus perfiles en redes sociales. Información que posteriormente puede ser utilizada también para amenazar a los menores para evitar que dejen la actividad sin el consentimiento de la persona que les está manipulando.
Entre los retos se encuentran los que el jugador debe autolesionarse con cortes en el cuerpo realizando inscripciones y o dibujos, cortarse el labio, sentarse en un lugar con una considerable altura y sentarse exponiendo parte del cuerpo al vacío, permanecer despierto varios días, visionado continuo de películas de terror, etc.

La última prueba consistirá en que el jugador se suicide lanzándose al vacío desde un piso con altura considerable.
Ballena Azul

Padres y madres “acompañando” el crecimiento digital de sus hijos.

Nos recomiendan desde la Guardia Civil, que apliquemos estos consejos, para evitar la pertenencia a grupos como los del juego:

  • Comprobar si los usuarios con quien contactan, por medio de redes sociales o cualquier tipo de mensajería, son realmente personas conocidas y apropiadas para mantener un contacto con el menor.
  • Comprobar igualmente si los grupos que frecuente en redes sociales, o se encuentre agregado, están constituidos por personas conocidas.
  • Detectar si muestran autolesiones, comportamientos extraños, o alteraciones alimentarias o relacionadas con la falta de sueño, algunos de los retos a superar están marcados para realizarlos a las 4:20h
  • Inculcarles sobre el peligro de citarse con personas que conocieron a través de la red.
  • Observar si realiza dibujos extraños relativos a una ballena o cualquier otro símbolo que pudiera llamarnos la atención.

Y si habéis llegado hasta aquí, me queda pediros, que sigáis de cerca los pasos de vuestras hijas y vuestros hijos en Internet, que les ayudéis a construir pensamiento crítico, y que fomentéis la escucha y la confianza en casa. También me gustaría, que cualquier que nos encontremos con contenidos inadecuados, tuviéramos la determinación de dar el aviso a la red social de que se trate, incluso a una brigada tecnológica de la Policía Nacional o Guardia Civil.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *