Juego para niños de 6 a 8 meses.

juegos 6-8 mese_570x320_scaled_cropp

Como todo niño nuestro hijo en edades muy tempranas necesita jugar y no todos tienen algún hermano/a para cubrir esa necesidad. El juego además de aportar diversión desempeña un papel fundamental en su educación y desarrollo, es por ello importante enseñarle a jugar y dedicar tiempo a jugar con él.

En realidad, el juego es el método más adecuado, eficaz y divertido del que dispone un niño para descubrir el mundo que le rodea. Le permite interiorizar un gran número de conocimientos y experiencias y desarrollar su potencial al máximo. Lógicamente el juego variará en función de la edad y las necesidades del pequeño. 

El juego para niños de seis a ocho meses que os vamos a facilitar se llama ¿Dónde está tu nariz?. Es un juego de interior, exterior y de observación. Su duración es de aproximadamente de cinco a diez minutos.

Con este sencillo juego su hijo aprende a asociar las partes del cuerpo con las palabras que la designan. Tenga presente que a los niños pequeños les cuesta menos memorizar las palabras si las asocian con el objeto al que se refiere, en este caso una parte concreta del cuerpo. Además disfrutará de un momento de intimidad con su madre o padre de lo más divertido.

madre-jugando-bebe_570x320_scaled_croppSiéntate delante de tu pequeño o colócatelo sobre el regazo mirando hacia a ti. Pregúntale, ¿Dónde tiene la nariz mi niño?. Las primeras veces cógele la mano, llévasela hasta la nariz y di: ¡Aquí esta la nariz de mi niño!.Repite la acción con otras partes de la cara como la boca, las orejas, la lengua, los ojos, el cuello… Cuándo acierte él solo apláudele o dale una muestra oral de alegría. Es posible que te dedique una de sus mejores sonrisas.

Cuando ya domine las partes de la cara puedes ampliar el juego incluyendo otras partes del cuerpo como las manos, los pies, la barriga, las rodillas…, así empezará a ser consciente de su propio cuerpo y de las partes que lo componen. Coloca a tu hijo delante del espejo y pregúntale por la boca, las orejas, la lengua…de ese niño que ve reflejado en el cristal. Es juego muy divertido para ellos y a la vez educativo.

Más información- Juegos con el bebé

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *