Juegos de plastilina y consejos de higiene

La plastilina es un clásico de la infancia. Los juegos de plastilina no sólo ayudan a desarrollar la creatividad sino que además son muy beneficiosos para el desarrollo motriz y emocional de los peques. Lo bueno es que además la plastilina es muy práctica y no requiere mucha higiene por lo que es un gran recurso para mantener a los niños entretenidos.

La plastilina no sólo fomenta el juego sino también que ayuda a desarrollar hábitos de higiene que resultan muy favorables para el aprendizaje.

Un material noble y fácil de limpiar

Una de las mayores ventajas de los juegos de plastilina es que no sólo contribuyen a desarrollar habilidades y expresar emociones sino que además son un gran recurso para los padres, pues se trata de un material barato y fácil de limpiar.

Entre los consejos de higiene de los juegos de plastilina se recomienda escoger una superficie amplia y lejos de moquetas y pisos delicados. Además, es recomendable utilizar un mantel de plástico o similar pues la plastilina se adhiere a las superficies e incluso puede teñirlas.

Teniendo en cuenta estos cuidados básicos, el resto es disfrute. Una vez finalizado el juego, sólo basta recoger los restos de plastilina que pudieran haber quedado adheridos a la superficie y pasar un trapo húmedo para limpiar en profundidad la superficie.

Si hablamos de plastilina casera, habrá mayor suciedad durante el proceso de elaboración de la misma pero, una vez más, bastará con una superficie lisa y un trapo húmedo para limpiar el área una vez finalizado el proceso de elaboración y luego el juego.

Por qué la plastilina

Ahora bien, teniendo en cuenta sus facilidades, ¿por qué la plastilina es una de las actividades más populares de todos los tiempos? Es ideal para aquéllos padres que buscan soluciones creativas y económicas, a mano de cualquiera. Pero además de que es muy práctica, los juegos de plastilina ayudan a desarrollar habilidades motoras, en especial durante la primera infancia, e incluso incentivan el proceso madurativo del bebé a la hora de dejar los pañales.

Entre otras cosas los juegos de plastilina:

    • Favorecen la concentración y la creatividad al permitir unir piezas, crear formas y establecer proporciones.
    • La manipulación de este material permite que los niños desarrollen la motricidad fina, ya que ejercitan las manos y los dedos. Así, los juegos de plastilina son muy utilizados en el jardín de infancia pues ayudan a ablandar los dedos y las manos para lo que luego tengan una mayor destreza al momento de tomar el lápiz y escribir los primeros trazos y letras.
    • El tacto es la primera forma de contacto que tiene el bebé y por eso es que la plastilina facilita la expresión y la comunicación más primaria. Los bebés pueden jugar con ella con las manos y así comunicarse con el mundo de manera independiente y por primera vez.
    • Es común que psicólogos y psicopedagógos apelen a los juegos de plastilina ante dificultades de los niños vinculadas a la frustración o el enojo. Es que la plastilina es un gran medio para liberar tensiones y frustraciones, canalizar enojos y agresiones y así liberar las emociones.

  • Los juegos de plastilina ayudan a expresar las emociones. Durante el moldeado y el proceso de creatividad, los niños expresan todo aquéllo que sienten y logran exteriorizar pensamientos y sensaciones.
  • Debido a la facilidad de uso, los juegos de plastilina no exigen un nivel intelectual específico. Basta con que un niño tome la plastilina en sus manos para que se vuelva rey del juego. Esto permite que aquellos niños con más dificultades puedan estar a la par del resto desarrollando sus creaciones y así mejora su autoestima y autoaceptación. En este sentido, los juegos de plastilina no exigen una habilidad específica, lo que deviene en una democracia para todo niño que desee participar del juego.
  • La plastilina es un material muy noble que perdura en el tiempo, los niños pueden utilizarla una y otra vez o bien realizar sus creaciones para luego tener el recuerdo siempre a mano.
  • Ayuda a que los niños diferencien colores y formas, reconozcan tamaños y tonalidades.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.