Juegos de toda la vida para mejorar la psicomotricidad y los movimientos de los niños

El desarrollo psicomotor de los niños es fundamental.  Entre los 2 y los 3 años los niños aprenden a correr, a saltar, a caminar hacia atrás y a desplazarse de diversas formas. Para ayudarles en su desarrollo es necesario estimularles y trabajar su psicomotricidad, y la mejor forma es a través de los juegos.

En las guarderías, escuelas infantiles y ludotecas encontrarás diversas actividades y talleres de psicomotricidad. Pero no es necesario que te compliques la vida: los juegos de siempre, con los que aprendiste tú, son la mejor opción para todos. Te contamos cuáles son algunos de ellos.

Corre, corre, que te pillo

También llamado “Pilla pilla”, es uno de los juegos con los que más se divierten los niños a todas las edades. Admite infinidad de variantes y pueden participar cuantas personas lo deseen.

El escondite inglés

Para jugar a este juego, el que “se la queda” se coloca de espaldas, a una pequeña distancia, y canturrea “una, dos y tres, al escondite inglés, sin mover las manos ni los pies”. Los participantes avanzan, quedándose completamente quietos cuando acaba la retahíla. Si al darse la vuelta el adulto ve que algún niño se mueve queda eliminado o vuelve a salir desde el principio. Gana el niño que antes llegue.

Carreras

El juego consiste en moverse lo más rápido posible por una ruta trazada y según las condiciones que se especifiquen. Se pueden plantear diferentes formas de desplazamiento, diferentes posturas, etc.La idea es alentar al niño o niños para que se muevan deprisa. Se pueden plantear soluciones para que los participantes de muevan todos juntos. No se trata de competir, sino de moverse.

A la zapatilla por detrás

Este es un juego muy ameno cuando se disponde de poco espacio y siempre juegan todos. Todos los participantes se sientan en círculo menos uno. El que se ha quedado de pie da vueltas al círculo por fuera con un zapato o cualquier otro objeto mientras los demás cantan la retaíla “A la zapatilla por detrás, tris tras, ni la ves ni la verás, tris tras…”. Mientras cantan el que tiene la zapatilla la deja detrás de alguno de los que están sentados. Cuando se acabe la canción, el que tiene la zapatilla tiene que salir corriendo detrás del que la dejó, el cual tiene que llegar antes al sitio del otro para sentarse. El que se queda de pie vuelve a dar vueltas al círculo.

La gallinita ciega

Este juego es muy estimulante para los niños, que tienen que “cazar” a ciegas a alguno de los participantes e identificarlo solo tocándolo. Se trata el equilibrio y el sentido del tacto, entre otras muchas cosas.

Juegos de corro

Los juegos de corro acompañados de canciones y retahílas infantiles se adaptan a todas las edades y admiten todos los jugadores que se quiera. Admiten muchas variantes y pueden jugarse en cualquier parte. Desde la tradicional “corro de la patata” hasta propuestas más modernas, cualquier canción infantil puede ser “jugable” en corro.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *