Juegos para aprender los colores

colores

El bebé cuando nace no es capaz de distinguir los colores y no es hasta los 18 meses de edad cuando comienza a distinguirlos aunque no sean capaces de diferenciarlos hasta más adelante. No es hasta los dos o tres años cuando son capaces cuál es cada color claramente. Al llegar a dicha edad existen muchas maneras de ayudarlos a identificarlos. Lo más aconsejable es que dichas técnicas se basen en el juego ya que de esa manera son capaces de aprender de una manera mucho más eficaz y rápida.

Acto seguido te recomendamos 5 juegos que ayudarán a tu hijo a aprender los colores sin problema alguno.

Encuentra el color

Se trata de un juego bastante fácil a la vez que efectivo que puedes probar con tu hijo. Lo único que debes hacer es decirle un color al azar y acto seguido pedirle que busque un objeto que sea del mismo color. Una vez que lo elija puedes decirle que busque otro o elegir otro tipo de color. Una variante de dicho juego puede consistir en poner delante una serie de objetos de diferentes colores e ir pidiendo al pequeño que vaya señalando los diferentes objetos según el color que nombres.

Conector de colores

Este juego es bastante completo ya que aparte de memorizar los diferentes colores, el niño será capaz de relacionarlos con los demás colores que hay en su entorno. El juego consiste en mostrar diferentes tipos de imágenes y pedirle que relacione los colores de dichas imágenes con los colores de sus juguetes o de otros objetos que tengas por casa.

colores 1

Bloques de colores

Los famosos bloques de construcción es una maravillosa manera para que los niños aprendan los colores. El pequeño puede construir lo que quiera y tú puedes ir diciéndole el color de cada bloque. También puedes ir pidiendo bloques de un color en concreto para que te lo vaya dando y construir lo que queráis.

Veo, veo con colores

Se trata del famoso juego del veo, veo pero adaptado a los colores. Para ello le puedes pedir que encuentre determinados objetos pero con un color específico. Por ejemplo, le dices veo, veo y el niño te responde: qué ves. Tú le dices una caja de color roja y el niño debe buscar esa caja.

Como has podido ver, hay muchos tipos de juegos y métodos que te pueden ayudar a que tu hijo aprenda perfectamente los colores.  Lo mejor es que disfruten mientras lo hacen que a la vez que se divierten son capaces de aprender mucho más rápido. Elige el que más te guste y prueba a ver qué tal.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.