Juegos para desarrollar la atención en niños

Muchos niños y niñas se distraen con facilidad y les cuesta focalizar su atención en una actividad en concreto. Es algo normal ya que sus estructuras mentales todavía no están desarrolladas del todo. Los juegos y actividades para trabajar la atención son una herramienta muy eficaz para ayudarles a mejorar su concentración. Ya sabemos que la mejor manera de aprender para los niños es jugando, así que os dejamos unos juegos para desarrollar la atención en niños.

¿Qué es la atención?

La atención es un proceso psicológico básico que consiste en concentrarse y focalizarse en unos determinados estímulos. Este proceso cognitivo es muy importante para procesar la información que recibidos a través de nuestros sentidos y que está involucrado en todas nuestras actividades diarias. Su función es seleccionar los estímulos más relevantes ignorando los demás, para alcanzar unos objetivos.

Para los niños su entorno está lleno de múltiples estímulos novedosos que les puede dificultar la concentración. La atención es un proceso indispensable para algo tan importante como el aprendizaje, pero no podemos pedir a los niños que tengan la atención de una persona mayor porque no pueden. Su evolución va determinando que sus tiempos de concentración sean más amplios.

Con una serie de juegos y actividades que podemos hacer desde casa podemos ayudarles a mejorar su atención. Veamos cuáles son los juegos para desarrollar la atención en niños.

Juegos para desarrollar la atención en niños

  • Puzzles. Los hay de diferentes números de piezas y complejidad de dibujos según la edad del niño. Es un juego que podemos hacer en los días lluviosos cuando hay que hacer un plan casero para entretenerles. Además gracias a los puzles los niños son capaces de mantener su atención a los detalles para lograr encajar las piezas. Según aumente la destreza del niño/a puedes ir aumentando el número de piezas para que sea un reto.
  • Las siete diferencias. Si, esos dibujos que parecen iguales pero en realidad guardan 7 diferencias entre ellas. Este sencillo juego favorece la concentración para encontrar los pequeños detalles que diferencian a estas dos imágenes. Este juego se recomienda para mayores de 4 años.
  • Laberintos. Encuentra la salida o haz que dos objetos se encuentren a través de un laberinto. Hay que hacer uso de toda su atención para saber por que sitios no pasar y por cuales sí para llegar al objetivo. Además se trabaja la psicomotricidad fina al hacer el camino, la memoria y la percepción visual, y la orientación.
  • Bingo. Un divertido juego para toda la familia. Los números van saliendo de la bola de forma aleatoria y hay que ir tachando los números que tenemos en el cartón. Hay que estar muy atento para no perdernos ningún número. El que consiga antes tachar todos los números gana. Con este juego se lo pasarán muy bien mientras aprenden.
  • Leer. La lectura y la escucha activa también mejora mucho su atención. Aunque se sepan de memoria un cuento, los niños están atentos para saber que es lo que pasa a continuación. Además se les inculca el amor por la lectura, que tantos beneficios tiene para ellos. Cantar canciones también favorece el desarrollo de la atención, ya que estarán atentos para identificar las palabras dentro de la canción.
  • Juegos de parejas con cartas. Las cartas se encuentran boca abajo y hay que ir levantando una a una mientras se vuelven a colocar boca abajo. La misión es encontrar las parejas de cartas que se encuentran en la mesa. Hay que memorizar la carta que hay en cada sitio para encontrar su pareja correspondiente. Además del proceso de la atención se trabaja también la memoria y la asociación visual.
  • Sopas de letra. Las de toda la vida, las de papel y lápiz. Su atención se focaliza encontrar las palabras escondidas y ser el primero en verlas. Si quieres aumentar la competitividad podéis hacerlo por turnos y que cada uno seleccione con el lápiz la palabra de vea.
  • Domino. También un juego de toda la vida que les ayudará a estar atentos a las fichas que tienen y al juego para poder ganar. Además es un juego que pueden jugar con sus padres o abuelos.

Porque recuerda… sin atención no hay aprendizaje.


Sé el primero en comentar