Juegos para desarrollar la psicomotricidad de tus hijos

Juegos para desarrollar la psicomotricidad de tus hijos

Los movimientos del cuerpo suceden gracias a la evolución del sistema locomotor. Los bebés nacen con cierta inmadurez corporal, que se desarrollará con el correr de los meses. En este sentido, los juegos para desarrollar la psicomotricidad de tus hijos son de gran importancia pues permitirán que los niños adquieran posturas, puedan rolar, reptar hasta gatear y caminar.

Años más tarde, el desarrollo de la motricidad les permitirá llevar adelante actividades de mayor precisión, como tomar el lápiz con las manos o enhebrar un hilo en una aguja. El desarrollo psicomotriz avanza a medida que el niño crece aunque los juegos y ejercicios ayudan a desarrollar habilidades.

La importancia de la psicomotricidad de los niños

La motricidad es la capacidad del organismo para realizar diferentes movimientos y gestos, más o menos complejos. Son estos movimientos los que permitirán que la persona desarrolle un conjunto de funciones y gane autonomía. Dentro de lo que llamamos el desarrollo de la psicomotricidad, hay dos miradas, una que se concentra en la motricidad gruesa y la otra en la motricidad fina.

Si bien cualquier movimiento o gesto habla de la capacidad psicomotriz de un individuo, algunos de ellos implican la puesta en acción de grandes grupos musculares. Estos grupos activan gran parte del cuerpo mientras que en otros casos sólo se activará un pequeño grupo, podríamos decir que más «sectorizado».

Juegos para desarrollar la psicomotricidad de tus hijos

Así, dentro de la psicomotricidad, hablamos de motricidad gruesa, cuando se trata de movimientos o gestos que abarcan un gran número de músculos y la acción casi total del cuerpo o gran parte de una extremidad. Ejemplos de motricidad gruesa con la capacidad de gatear, caminar, saltar o escalar. También practicar deportes, andar en bicicleta y muchas más. Los juegos para desarrollar la motricidad gruesa en niños son, por lo general, propuestas lúdicas que invitan a poner todo el cuerpo en movimiento. Puede ser una carrera de embolsados, jugar a las escondidas, practicar saltos o jugar a pinchar globos con corchos.

Si lo que se busca es desarrollar habilidades gruesas, los juegos para desarrollar la motricidad de tus hijos, pueden ser de competencia o más bien de diversión. El clásico Twister, en el que los niños deben tocar distintas partes con el cuerpo sobre el suelo es un ejemplo que pone a prueba la motricidad gruesa. Lo mismo ocurre con la rayuela, los juegos de pasarse el balón con las manos, pasar por debajo de puentes o caminar en pareja agarrados los tobillos con una soga.

Juegos para desarrollar la psicomotricidad gruesa

La psicomotricidad comienza a una edad muy temprana, cuando el bebé comienza a levantar la cabeza hacia los 3 meses y puede sostenerse boca abajo. Luego comienza a reptar hasta que aprender a sentarse. Lo siguiente es el gateo hasta que se pone de pie por su cuenta para finalmente comenzar a caminar. El desarrollo de la motricidad de los niños se continuado pero lo que primero se advierte es el desarrollo de la motricidad gruesa.

Artículo relacionado:
Juegos estimulantes para bebes de 6 a 9 meses

El desarrollo de la motricidad gruesa es fundamental y se da en un orden preciso: de la cabeza a los pies. Es decir, primero se desarrollan los grupos musculares implicados en sostener la cabeza y de allí hasta los pies. Por eso los juegos para desarrollar la psicomotricidad de tus hijos son tan importantes. En el caso de los bebés, deben pasar mucho tiempo sobre el suelo, puede ser sobre una manta. Puedes jugar a mostrarle objetos por sobre su cabeza cuando está boca abajo para que intente verlos. Una vez que puede sostener su cabeza, puedes poner los juguetes a la vista para que intente alcanzarlos.

Los juegos de psicomotricidad para bebés que buscan desarrollar el gateo se concentran en ofrecer objetos o alimentos que sean del interés del niño para que éste se esfuerce en alcanzarlos con entusiasmo. Si quieres que se paren, puedes intentar con colocar los objetos en lugar más altos. Las luces también son de gran atractivo para generar juegos para desarrollar la psicomotricidad de tus hijos. Y también puedes jugar a esconderte y llamarlo por su nombre para que te busque.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.