Jugar a los 18

Una de las mejores maneras de que el niño aprenda es a través los sentidos, una vez que el bebé comienza a crecer, es a través de la búsqueda y propuesta der actividades simples, pero que para él supongan grandes avances.

Una vez que el niño llega a los 18 meses, los obstáculos deben ser aún mayores. De esta manera hay que estimularlo a realizar movimientos simples, a  que comiencen a tener conciencia del uso de sentidos vitales para su desarrollo como el oído y la vista. Una buena idea es el desarrollo de actividades en las que el niño pueda relacionar la causa y el efecto respecto a los sonidos. Por ejemplo, una de las mejores alternativas es jugar con muñecos con sonido o con juegos musicales.

El niño tenderá a identificar, por ejemplo en los juegos de sonidos determinada acción con determinado sonido.  Otra forma de desarrollar el sentido del oído es, escondiendo un juguete musical en un lugar de fácil acceso, y preferentemente en el espacio en donde el niño suele jugar. Allí, presiona el juguete musical para que haga el sonido y hacer que el niño salga a buscarlo. Por ese motivo, es necesario que el pequeño este familiarizado tanto con el juguete como con el espacio.

Muchas empresas dedicadas al mundo de la juguetería infantil, han desarrollado importantes juguetes de este estilo. Por ende, hallar el juguete musical apropiado, no será una labor dificultosa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *