Jugar a los médicos

jugar a medicos

Uno de los juegos más comunes en los niños cuando son pequeños es “jugar a los médicos”. Esto se experimenta sobre los cinco años, ya que a partir de esta edad, es cuando se siente el conocer las diferencias existentes entre niños y niñas. Se comienza a descubrir la sexualidad y con ello, el tocar sus cuerpecitos y exhibirlos. A partir de entonces, comenzarán las preguntas de cómo vienen los niños, cómo nacen…

El mayor ejemplo que tiene un niño sobre este juego, es el de su pediatra. Ellos observan como los examinan. A partir de ahí, el niño imita el comportamiento del doctor, dejándose llevar por su curiosidad natural, esto no debe confundir a los adultos en cuanto a la intención de lo erótico, algo que ellos todavía no conocen.

Si encontramos a un niño jugando a los médicos y están desnudos, con la puerta cerrada… no hemos de gritar ni reaccionar de forma exagerada, tampoco castigarlos, etc.

Si esto ocurre, se ha de actuar con naturalidad e indicarles que para jugar a esto no hace falta desnudarse. Si han cerrado la puerta, has de indicarle igualmente con naturalidad que la puerta debe mantenerse abierta.

Cuando un niño juega para investigar las diferencias entre el cuerpo de niño y niña (muy común a esta edad), se les puede mostrar un libro para que identifiquen las figuras del niño y la niña, incluso algún día en que no estén jugando, tomar tú el libro y de nuevo explicarles el tema, de esta forma, lo tomarán como algo de lo más natural.

Más información – La sexualidad en el niño

Fuente – Todo papás


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *