Juguetes de arrastre

Los juguetes constituyen un medio de desarrollo emocional, físico y psíquico para el niño. A través de ellos, construye nociones del mundo, pero además, se relaciona y aprende de este.

De acuerdo a la edad del infante, los juguetes tienden a cubrir diferentes necesidades de este. A partir de ellas, es que los mismos se clasifican en aptos o no aptos.

En el caso puntual de los juguetes de arrastre, son sugeridos para niños de alrededor de 5 o 6 meses, época en la que ellos comienzan a desplazarse por el espacio.

Es en este momento que los juguetes deben propiciar las herramientas de exploración del espacio necesarias, para que el niño pueda hacer aprehensión del mismo,, reconocerlo, desmenuzarlo. De este modo sembrará las bases necesarias para poder en un futuro recorrer el terreno con total seguridad.

Dentro de este tipo de juguetes, se aconseja elegir aquellos que propicien los movimientos amplios, sin ofrecer demasiada resistencia. No obstante se debe tener algunas precauciones para asegurar la diversión.

Los juguetes que cuentan con ruedas son aconsejables para aquellos niños con dominio sobre el tracto superior de su cuerpo, ya que podrían ocasionar algún golpe o lesión en el menor. En esta etapa, los niños aun se llevan los objetos a la boca, por ello se deben evitar las piezas diminutas. En el caso de ser objetos de gran tamaño, precisar el peso de los mismos, ya que éste no debe superar la mitad del peso corporal de pequeño.

Fuente: pequelia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *