Juguetes que estimulan la memoria

El primer año del niño encierra una serie de progresos y aprendizajes, fundamentales en su vida futura. Entre dichos aprendizajes, el desarrollo de la memoria ocupa un lugar importante. Por ello, la adquisición de juguetes y la creación de situaciones lúdicas que la fomenten, son opciones más que aconsejables, al momento de acompañar al niño en el crecimiento.

La memoria es una capacidad que se posee al nacer, y que con el paso del tiempo, se logra desarrollar, ampliar y complejizar. En los primeros meses de vida, la misma puede ser estimulada a través de situaciones sencillas, por ejemplo, esconder algún objeto reiteradas veces en un mimo lugar (siempre que se halle al alcance de la mano del niño).

Con el paso del tiempo, cerca del año de vida, las alfombras didácticas suelen proporcionar propuestas que se basan en el estímulo de la memoria. También existen juegos sencillos, los cuales combinan piezas rectangulares, las cuales en su reverso poseen imágenes similares y el niño debe hallar la pareja.

Cualquiera sea el medio, el juguete infantil o la situación planteada, el desarrollo de la memoria en el niño es una actividad compleja, que puede ser apoyada y estimulada desde el ámbito externo. En este punto, es que la presencia activa de padres y demás adultos resulta fundamental.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *