Juguetes sonoros

El mercado didáctico es cada vez más amplio. Frecuentemente al querer acceder a un juguete para niños, las ofertas suelen ser demasiado variadas y tentadoras.

Entre dicha variedad, de hallan los juguetes que poseen música o realizan algún sonido ante una acción concreta, por ejemplo, lo presiono y suena.

Este tipo de juguetes, puede presentar variadas aplicaciones. Por un lado los que emiten música suave, de arrullo, pueden ser empleados para tranquilizar al niño y lograr que este se relaje y duerma.

En otros casos, los sonidos poseen mayor intensidad. En estos ejemplos, los mismos pueden ser aplicados a llamar la atención del niño, para que focalice su mirada en un punto especial. Generalmente, este tipo de instrumentos suelen acompañarse de movimiento o luces, lo que aumenta  el interés del bebé.

Por último, los juguetes que deben ser accionados para ejercer el sonido, son muy estimulantes y didácticos. Desde los simples sonajeros, hasta los más evolucionados muñecos, proponen al niño realizar una acción determinada sobre éste, para conseguir el objetivo. De este modo, entran en juego la memoria, el razonamiento y la deducción causa – efecto.

Si tomamos por ejemplo, el caso de una pelota que debe presionarse para que suene, provoca en el niño una serie de reacciones detalladas a continuación:

  • Sorpresa la primera vez que esto sucede.
  • Curiosidad por saber cómo ocurrió.
  • Necesidad de investigar como provocarlo nuevamente.
  • Poner en práctica los aprendizajes adquiridos, para lograr reiteradamente el efecto requerido.

Fuente: bebes y mas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *