Keith Taylor (eurodiputado verde): Lo que queremos es comida limpia y básica para los niños

Keith Taylor azúcar alimentos bebés

Muchos de vosotros quizás ya lo sabéis: el día 20 de este mes, el Parlamento europeo vetó un proyecto de la UE que hubiera permitido alimentos infantiles conteniendo hasta tres veces más azúcar de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Te recomiendo revisar este post en el que compartí recomendaciones que se concretan en ‘no sobrepasar los 37 gramos diarios de azúcar’ en la dieta infantil’; lo cual (sin duda) es una cantidad muy por debajo de lo que nuestros hijos están consumiendo, porque ¿sabes que un vaso de zumo de piña, dos cucharadas de cacao en polvo, y cinco galletas ‘maría’ suman 41 gramos?

Esos 37 gramos recomendados corresponden a una cantidad de azúcar no superior a un cinco a 10 por ciento del total de nutrientes

Como te estaba contando, los eurodiputados contrarios a esas normas que la Unión Europea pretendía aplicar, consideran que los niveles de azúcar en la dieta de los bebés / los niños, deben mantenerse al mínimo, pues no solo predisponen al sobrepeso u obesidad, sino que afectan a las preferencias gustativas. Fue Keith Taylor (eurodiputado verde) el autor de las objeciones, y aquí podéis leer la transcripción de una entrevista publicada ayer mismo. Aclara que la Comisión de la UE, estaba promoviendo mucha permisividad en el contenido de azúcar en comida para bebés, de esa que se prepara a partir de cereales; ¡nada menos que un 30 por ciento!, ni que decir tiene que dicho proyecto legislativo iba en contra de la salud de los más pequeños.

La iniciativa de Taylor, ha permitido que el proyecto de la Comisión, sea devuelto a la mesa de redacción, desde dónde se deberán mejorar las propuestas. Puntualiza el eurodiputado que ‘lo que queremos es comida limpia y básica para los niños’; y no le falta razón, porque para cubrir la necesidad de nutrientes del organismo, no hace falta enriquecer con azúcar, sal o grasas los alimentos que ingieren nuestros hijos. Los niveles de azúcar añadido a los productos preparados, siempre deben mantenerse en el mínimo, pues muchos alimentos básicos de uso cotidiano, ya se descomponen en azúcares en el intestino, para cumplir su función: es el caso de derivados de los cereales (pasta, arroz, pan,…), lácteos y fruta.

Azúcar alimentos bebés2

Creo que todas las familias europeas tenemos mucho que agradecer a Keith Taylor su preocupación, quien manifiesta que seguirá de cerca el proceso

A día de hoy aún queda mucho por hacer pues los consumidores aún acusamos falta de transparencia sobre los ingredientes que integran nuestra alimentación: los excesos tanto en añadidos como en grasas son perjudiciales para todos. Anteriormente al veto frente al proyecto mencionado, la comisión parlamentaria de Medio Ambiente y Salud Pública, probó con sistemas ‘piloto’ de etiquetado: estos permiten avisar mediante semáforos acerca de niveles elevados y perjudiciales para la salud, lo cual sería (sin duda) más sencillo a la hora de comprar, que leer la etiqueta. Tal iniciativa no salió adelante, aunque hubiera sido deseable.

Imagen — Parlamento Europeo


Categorías

Nutrición

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *