La alcachofa y los niños

alcachofa

Comenzar a alimentar al bebé con alimentos sólidos, no conlleva a pensar cuales son los más adecuados para él, pues la alimentación es muy variada y todos los alimentos son ricos en nutrientes.

Los niños han de acostumbrarse a todos los sabores, no debemos desesperar en el intento, pues si solo les damos a probar lo que más les gusta, terminaremos por limitar la alimentación a sus gustos.

Como ya hemos dicho, la alimentación ha de ser variada e ir incluyendo alimentos nuevos poco a poco, por ejemplo, una de las verduras en la que poco se piensa en administrar al niño y que es muy rica para su desarrollo, es la alcachofa. Esta procede de África y se fue extendiendo por todo el Mediterráneo. Es de un sabor suave, por ello, el niño, se puede acostumbrar perfectamente a su sabor. Es perfecta para acompañar pastas, pescado… además de incluirla en purés, salsas, lasaña…

Sus propiedades son muy variadas, estas son algunas:

Ayuda a digerir las grasas, facilitando el trabajo al hígado y evitando la mala digestión

Disminuye el colesterol y  previene la hepatitis

Es diurética, evitando la retención de líquidos, reuma, piedras, hipertensión…

Es capaz de regenerar las células del hígado

Favorece el tránsito intestinal y reduce el estreñimiento

Es rica en calcio, hierro y magnesio

Contiene bacterias buenas para el organismo, por ello, es ideal para los niños, los cuales, han de desarrollar el sistema inmunológico, además para las embarazadas y ancianos

Más información – Alimentos ricos en hierro

Fuente – Plantas para curar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *