La alimentación de los niños durante la primavera

Alimentación en primavera

Con la llegada de la primavera llega la hora de hacer algunos cambios en la alimentación de los niños. Ya que, el cambio de estación suele causar cambios en el estado de ánimo, lo que se conoce como astenia primaveral. En algunos casos puede provocar que el niño se muestre más nervioso y con dificultad para dormir. Y en otros muchos casos, un estado de apatía, falta de energía e incluso, tristeza.

Para contrarrestar este estado atípico producido por la primavera, es fundamental incorporar alimentos que mejoren el estado físico de forma natural. Porque de sobras es sabido que la alimentación juega un papel clave para la vida, ya que es la fuente de energía que el organismo necesita para poder funcionar. A continuación te contamos cómo debe ser la alimentación de los niños durante la primavera.

Alimentos de primavera

Alimentos de primavera

Cada alimento tiene un proceso de maduración y unas necesidades climatológicas concretas para desarrollarse correctamente. Aunque hoy en día es posible encontrar todo tipo de alimentos prácticamente en cualquier época del año, siempre se recomienda el consumo de alimentos de temporada. Las ventajas son entre otras, que está más sabrosos, que son productos de cercanía y por lo tanto, más respetuosos con el medio ambiente, pero además, son más económicos.

La naturaleza es sabia y en cada temporada proporciona los alimentos más apropiados. En primavera, la despensa se llena de color con gran cantidad de frutas y verduras. Además de pescados, mariscos y carnes que se encuentran en su punto óptimo de crecimiento para el consumo. Cuando prepares la lista de la compra, no olvides llenar tu carrito con los siguientes alimentos.

  • Frutas: fresas, fresones, naranjas, nísperos, ciruelas, albaricoque, plátano, piña o pomelo.
  • Verduras: verduras de vaina (habas, guisantes, judías verdes), remolacha, alcachofas, acelgas, tomates, pepinos, repollo, berenjenas, rábano, apio y coliflor.
  • Carnes: pavo, pollo, conejo, cordero, cerdo, cochinillo, capón, codorniz, ternera y vaca.
  • Pescados y mariscos: atún, salmón, trucha, bacalao, bonito, pez espada, raya, palometa, merluza, ostras, mejillones, cigalas y centollos.

Alimentación de los niños en primavera

Habas con jamón

Las frutas y las verduras deben estar presentes en gran medida en la dieta de los niños durante todo el año. Sin embargo, durante las épocas de calor es más importante todavía. Esto se debe a que aumentan las necesidades en cuanto a hidratación y la mejor forma de asegurarte de que los niños están bien hidratados, es con alimentos ricos en vitaminas y minerales, como las frutas y las verduras.

También llega la época de alergias por excelencia, lo que puede aumentar el riesgo de resfriados en los niños. Para evitarlo, es esencial que su dieta incluya alimentos que ayuden a fortalecer su sistema inmunitario. Esto lo consiguen los alimentos ricos en hierro como las legumbres, especialmente las lentejas, las verduras de hoja verde, la carne roja y los lácteos.

La mejor forma de asegurarte de que tus hijos comen los alimentos que necesitan para estar fuertes y saludables, es organizando una dieta variada, equilibrada y que incluya alimentos de todos los grupos. En cada época debes elegir los alimentos de temporada, para poder aprovechar todos los nutrientes que los alimentos nos ofrecen.

Planificar el menú de los niños en primavera

Llevar a los niños al mercado siempre resulta una experiencia única para los más pequeños. Porque no se suele pensar en cómo se transforman los alimentos, pero para los niños es algo realmente curioso. En la temporada de primavera los puestos están llenos de alimentos coloridos como las diferentes frutas, además, pueden ver las diferencias de los pescados y el resto de productos que consumen diariamente.

Cuando planifiques la lista de la compra, involucra a los niños en el proceso. Pregúntales cuáles son los alimentos que más les gustan y qué quieren comprar para la comida semanal. Especialmente si tienes niños que comen mal o que ponen problemas para comer ciertas cosas como las verduras. Este paso es fundamental para conseguir cambios en la relación de los niños con la comida.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.