La alimentación en la etapa preescolar

La alimentación en la etapa preescolar

La etapa de los 2 a 5 años, es en la que los niños comienzan a comer de forma similar a los adultos. Algunos rechazan los alimentos por ser demasiado novedosos en su sabor, pero poco a poco, se irán habituando  hasta adaptarse a esta nueva forma de alimentarse.

Una buena forma de que el niño pruebe nuevos alimentos, es aprovechar su curiosidad. Ellos todavía están aprendiendo a identificar los sabores y se les puede animar a probar muchos de ellos. Nuevas texturas, sabores, olores… les llamarán la atención y les incitarán a probarlos. En este juego, también forma parte la presentación, es una forma de atraer su atención, pues por los ojos también entra la comida. Según la edad que tengan, sus preferencias van a ir cambiando y a ello se le puede sacar ciertas ventajas.

Los colores de la comida han de ser definidos, si encuentran algún color sospechoso la rechazarán, pues no le llamará demasiado la atención, por ejemplo, entre el tomate y arroz blanco o un puré de verdura, preferirán lo primero, pues tiene un color mucho más llamativo

Los alimentos fríos son más preferidos que los calientes, además de los que crujen y están fritos

La carne es rechazada por la incomodidad de masticarla, el pescado por el fuerte sabor y las verduras por ser insípidas

Con los sabores pasa lo mismo que con los colores, prefieren los definidos pero no intensos

Algo común es rechazar alimentos que antes les gustaban y ahora no. Si queremos que sigan tomándolos, por ejemplo, la leche, se pueden sustituir por otros como yogures, queso…

Más información – El menú de la semana

Fuente – Guía infantil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *