La caries en los dientes de leche

Cuando un niño le salen los dientes, estos han sido formados anteriormente en la gestación, la dentición es cuando salen como se podría decir “a la luz”. Esto ocurre a partir de los 5 meses. A los 6 años comienzan a caerse y da paso a los dientes que les durarán toda la vida.

El problema que nos ocupa es qué hacer cuando un diente de leche tiene caries. Hay quien piensa que lo mejor es quitarlo, ya que con el tiempo se caerá de todas formas. Esto es una idea equivocada, pues esos dientes hay que curarlos para que la caries no sea más grave, antes de que la intervención del dentista se complique todavía más y el niño sufra lo menos posible.

Hay que salvar aunque sea un pequeño trozo (si llega el caso de que está muy deteriorado), pues la función de un diente de leche es muy importante. Estas son algunas de sus funciones:

-se necesita para masticar

-para poder hablar. Los niños han de enseñarse a pronunciar correctamente

-se desarrollan los maxilares (por ello se ha de  masticar), la mandíbula ha de estar preparada para cuando aparezcan los dientes permanentes que serán mucho más grandes (casi el doble)

-sirven de barrera entre unos dientes y otros, de esta forma no perjudica la próxima dentición

Cuando los dientes permanentes retardan su aparición (esto ocurre desde los 6 a los 12 años) ha de averiguarse las causas de la deficiencia. No dudes en acudir al dentista. Procura que el niño mantenga la higiene adecuada. Antes de dormir, también se ha de lavar los dientes, pues cuando se duerme, se segrega menos saliva, por lo tanto, si no eliminamos los restos de comida, aparecerán más gérmenes y en consecuencia la caries.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *