La conjuntivitis en los bebés

El lagrimero de los ojos en los bebés no es perjudicial para este sentido puesto que las lágrimas protegen a los ojos frente a los agentes externos. Sin embargo, se producen en determinadas ocasiones una inflamación o infección que puede resultar molesta.

Esta infección o inflamación es lo que se conoce como conjuntivitis y es una de las afecciones más habituales que se producen en los bebés, y también en los adultos. Los síntomas de esta conjuntivitis suelen ser los ojos enrojecidos, un rascado continuo y lloros.

A veces, aparece una secreción ocular amarilla o verdosa a consecuencia de la secreción del lagrimal, y es consecuentemente mejor retirarla en cuanto la veamos para poder así ir eliminando poco a poco la infección.

Conjuntivitis en bebés

El origen de la conjuntitis puede ser diversa y también dependerá de los mismos pequeños. Las principales causas son un virus, bacterias, alergia o sustancias irritantes. Dependiende de cual causa será se tratará de una u otra forma esta afección.

Conjuntivitis en bebés

La conjuntivitis viral y bacteriana son altamente contagiosas pudiendo durar una semana o dos. Su tratamiento es que el bebé no se rasque demasiado la zona y que se lave continuamente las manos, para evitar así que la suciedad que pueda haber en ellas desaparezca.

Sin embargo la conjuntivitis alérgica o por sustancias irritantes puede curarse con un simple colirio, pomada o gel, pero siempre con la supervisión de un pediatra.


Categorías

Cuidados, Higiene

Ale Jiménez

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Estoy empezando recientemente en el mundillo de los blogger y me parece muy interesante. No soy madre aún,... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *