La corresponsabilidad en la familia y en sociedad

mujer negocios

Aprovechando que mañana es el Día Internacional de la Mujer quisiera hablaros sobre un tema importante en sociedad, para todas las personas y para cualquier familia, y es que no debemos pasar por alto: el papel de la mujer en nuestra sociedad. La mujer, hasta no hace muchas décadas seguía encerrada en un mundo machista y cruel donde se le hacía creer que su papel era el de criar hijos y agradecer el esfuerzo del marido por traer dinero a casa.

Quizá el término “cruel” es demasiado exagerado para algunas personas y se escudarán diciendo y defendiendo la idea de que muchas de esas mujeres estaban felices de llevar ese tipo de vida, y sin entrar en esa discusión sólo puede que asentir y decir que es  verdad. Pero también habían otras muchas mujeres que resignaban a sacrificar sus sueños por vivir el modelo de vida que la sociedad les imponía, les gustase o no.

Afortunadamente todo eso está cambiando hoy en día y aunque aún quedan resquicios de esa sociedad obsoleta, las mujeres llevan mucho luchado para poder tener la vida que hoy consiguen. Sí, quizá sea más trabajo para las mujeres que además de amas de casa, trabajan fuera del hogar, tienen que criar a sus hijos y además disfrutar de la vida. Pero sí se puede, y nos encanta hacerlo.

Pero para que esto sea real, para que una mujer realmente pueda sentirse libre en sus elecciones en la vida y que el hecho de ser mujer no le haga sentirse por ningún escalón debajo del hombre (tampoco salarial), entonces… se deben empezar en casa, porque los niños son el futuro y lo que vean en casa es lo que transmitirán a la sociedad en la cual se desarrollarán y se convertirán en adultos. 

madre trabajadora

El desarrollo profesional : trabajo y estudios

El desarrollo profesional en nuestra sociedad cada vez es más exigente para poder estar a la alturas de las circunstancias, en comunidades sociales en plena evolución y constantemente en crecimiento. Hasta hace no tanto eran los hombres los que tenían prioridad para estudiar y para poder optar por carreras universitarias que eran vistas exclusivamente “para hombres”. Afortunadamente ese límite ya está pasado y las mujeres tenemos la libertad de poder escoger la carrera universitaria que queremos para poder desarrollarnos profesionalmente en el ámbito que queramos… y seguiremos luchando por conseguir esta igualdad de condiciones.

Pero, ¿qué ocurre cuando una mujer se convierte en madre? ¿Ya acaba su época de estudios para siempre porque debe atender a sus hijos? En absoluto, y en ayuda de la pareja deberán buscar el equilibrio para poder disfrutar ambos de las mismas oportunidades formativas, siempre que sea el caso.

En el caso del trabajo, parece que hoy en día las mujeres deben subir aún un escalón a nivel salarial, porque cuesta que se entienda que una mujer es capaz de realizar el mismo puesto de trabajo que un hombre con resultados igual o más de satisfactorios.

familia feliz con niños amados

Igualdad de oportunidades

Desde hace décadas las mujeres hemos luchado (y seguiremos haciéndolo) por una igualdad de oportunidades que nos merecemos. Desgraciadamente hay sociedades con diferentes culturas que aún no son capaces de ver este paso tan importante no sólo para las mujeres, si no para la sociedad en su conjunto. El papel activo de la mujer en sociedad sólo aporta beneficios desde el ángulo desde que se mire. Porque si bien es cierto que hombres y mujeres somos diferentes neurológicamente hablando, también es cierto que nos complementamos bien para un único fin: que las cosas vayan mejor. Es responsabilidad de todos que nuestro mundo avance. Si no entonces, ¿por qué querríamos estar mujeres y hombres conviviendo en sociedad?

Las tareas en la casa

Y como te he comentado en líneas más arriba, la mujer trabajadora o no, no es esclava de nadie por lo que las tareas del hogar son responsabilidades que todos los miembros de un mismo hogar deberán cumplir para poder convivir en armonía.

Aunque cada familia es un mundo y dependerá de las circunstancias familiares que las tareas se dividan de un modo u otro, lo que sí es cierto y no debe faltar la equidad y la igualdad en las tareas del hogar. En este sentido tanto el hombre como la mujer deberán repartirse las tareas domésticas en función del tiempo que dispongan, con la única finalidad de que la convivencia sea eficaz donde ambos tengan un papel activo. Los niños verán esto y será un ejemplo muy importante para ellos y para su desarrollo interior.

El cuidado de los niños

Del mismo modo que antiguamente se pensaba que las mujeres debían estar a cargo de la cocina y la limpieza del hogar, también se pensaba que la mujer era la que debía estar a cargo exclusivo de la crianza de los hijos y que el padre era el modelo de disciplina que los niños debían seguir para obedecer (en muchos casos con miedo y un significado equivocado de disciplina).

Esto quedó en el pasado y en la actualidad se sabe que los niños necesitan la participación activa, igualitaria y además en consonancia de ambos padres por igual para que la crianza, la educación y el vínculo afectivo con ambos sea adecuado para su desarrollo y bienestar emocional. Los niños necesitan mucho más que ropa, techo y un plato de comida caliente… los niños necesitan sentir que sus progenitores están a su lado por igual y sobre todo, que son un gran apoyo y ejemplo a seguir.

foto familiar

Un modelo de relación horizontal

En este sentido los niños desde que son pequeños es necesario que vean una relación horizontal entre el hombre y la mujer para que crezcan sabiendo que ambos viven en igualdad de oportunidades y derechos, que al fin y al cabo, es lo que necesita una sociedad para poder avanzar. 

En aquellas sociedades donde aún el rol de la mujer sigue anclado en el pasado, es hora de avanzar y encontrar ese punto de inflexión donde tanto hombres como mujeres se den cuenta de que están viajando en el mismo barco. ¿Qué opinas respecto a este tema?


Categorías

Familia

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *