La diarrea en los niños

Cuando un bebé menor de 6 meses, tiene diarrea, la causa es de la leche, pues todavía no toma nada sólido, por lo tanto será motivo de virus, ya que la leche de la madre es estéril, pero si toma biberón, puede ser causa de bacterias de la tetina, de algún biberón mal lavado o del agua contaminada.

Sea cual sea la causa de la diarrea, hemos de pensar que la deshidratación es muy probable en un niño de esta edad, por ello, hay que acudir inmediatamente al pediatra.

Si el bebé toma leche materna, no se debe interrumpir la lactancia, seguirá tomando la leche. Si la toma de biberón, se le continúa la alimentación, pero menos concentrada, una leche más diluida o cambiarla por una sin lactosa.

Cuando un niño tiene diarrea, lo que se persigue no es cortarla, sino que no se deshidrate, por ello, la leche es lo único que necesita, ya que contiene líquidos y nutrientes para ello. Nunca se le ha de administrar agua de arroz hierbas o antidiarreicos, que lo que hacen es eliminar los microbios del intestino. Lo ideal, es seguir la alimentación con leche, sea el caso que sea, pero darla en tomas menos espaciadas y en menos cantidad.

Si el bebé es mayor de 6 meses, es decir, ya ha comenzado a comer, se le debe de alimentar con más líquidos para no causar la deshidratación. La alimentación ha de ser en menos cantidad y menos espaciada (5 veces al día en vez de 3). Mientras tengan diarrea, no se le ha de introducir nuevos alimentos, pues podía dar causa a alergias. Olvida las frutas crudas,  grasas y condimentos en su dieta, además de las golosinas y bebidas energéticas. Que coma cuando tenga apetito, pues ha de recuperarse. La leche puede seguir tomándola, pues no es dañina. Recuerda que igual que en los niños más pequeños, se ha de evitar la deshidratación y cortar la diarrea.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *