Problemas de aprendizaje: la dislalia y la dislexia en los niños

problemas del aprendizaje

Durante esta semana quiero hablarte de forma extendida sobre algunos problemas de aprendizaje que son muy habituales en los niños. Cada vez son más frecuentes en las escuelas y por eso es necesario que se puedan saber los signos de detección de forma temprana para poder buscar soluciones lo antes posible en cuanto se notan las primeras señales, siempre y en todos los casos será necesario una intervención psicopedagógica para poder trabajar con estos niños que presentan estos problemas de aprendizaje.

Al final de esta semana también te hablaré sobre otros problemas de aprendizaje que también son comunes, me refiero a la disculalia y a la disgrafia. Así también podrás conocer más estos problemas de aprendizaje y buscarle solución lo antes posible para que tu hijo/a pueda mejorar su aprendizaje (en caso de que sea necesario) y que no lo sienta como algo negativo, sino como algo que puede mejorar con persistencia y buena voluntad.

Qué es la dislalia

La principal característica de la dislalia es la imposibilidad de utilizar los sonidos del habla que son apropiados para el desarrollo de la edad y lenguaje de un niño, teniendo en cuenta que no existiera ningún tipo de retraso madurativo en el pequeño. Puede implicar errores en la producción, uso, representación u organización de los sonidos, así como la sustitución de un sonido por otro e incluso la omisión de sonidos.

 

Es un trastorno de habla frecuente y se puede definir como un trastorno en la articulación de los fonemas que se explica por las dificultades funcionales de los órganos periféricos del habla (labios, lengua, etc.) y se trata de una dificultad en pronunciar o para la construcción de fonemas.

problemas del aprendizaje

Clasificación de la dislalia

Podemos encontrar tres tipos diferentes de dislalia:

  • Dislalia evolutiva: se da en edades tempranas (entre los 3 y los 5 años) y es propia del desarrollo (es normal que todos los niños pasen por ella y no supone ningún tipo de trastorno ni debe ser una preocupación para padres o profesionales).
  • Dislalia audigena: se da en casos de deficiencias auditivas y se debe trabajar con profesionales.
  • Dislalia funcional: en este caso estamos hablando de la dislalia en su sentido más estricto. Ocurre cuando hay una alteración de los fonemas como resultado de una mala coordinación de los músculos fonatorios que son necesarios para articularlos. No existe una alteración orgánica física, sino una incapacidad funcional.

Por qué ocurre

Puede que ocurra por la falta de control de los órganos articulatorios, problemas de discriminación auditiva, factores ambientales (educación deficiente, malas circunstancias sociales, modelos de imitación incorrectos, etc.), y el bilingüismo (aunque este motivo no está suficientemente demostrado).

En las alteraciones más frecuentes suele haber una sustitución, distorsión, omisión, inversión e inserción. Se puede pronunciar un fonema por otro, distorsionarlo, pronunciarlo de forma diferente o no se pronuncia directamente. También se puede hacer una inversión y que se invierta el orden de los fonemas de una sílaba o insertar un fonema nuevo donde no corresponde (por ejemplo, en lugar de tractor: taractor).

problemas del aprendizaje

Cómo se le puede ayudar al niño con dislalia

En cuanto a las necesidades educativas en niños con dislalia, se puede conseguir mejoría teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Derivar al profesional correspondiente: psicopedagogo y/o logopeda
  • Mejorar la dinámica respiratoria y del habla
  • Hacer ejercicios para dominar la movilidad de los órganos periféricos del habla (labios, lengua, velo del paladar, etc)
  • Hacer ejercicios en casa y con los profesionales para dominar la discriminación auditiva
  • Dominar la conciencia fonológica y aprender a articular correctamente los fonemas teniendo en cuenta las características que presenta el niño o la niña en el habla
  • Establecer objetivos dependiendo de las dificultades fonéticas y fonológicas del niño/a.

Qué es la dislexia

La dislexia es una dificultad de aprendizaje común que puede causar problemas con la lectura, la escritura y la ortografía. Es una dificultad de aprendizaje y puede causar problemas con ciertas habilidades que se necesitan para el aprendizaje (lectura y escritura). Pero debe quedar claro que es un problema de aprendizaje y que la inteligencia no se ve afectada. 

La dislexia es un problema que durará toda la vida y que supondrán retos para los niños y niñas que tengan esta dificultad de aprendizaje, pero con el apoyo necesario podrán mejorar las habilidades de lectura y escritura y así que los problemas de aprendizaje no supongan ningún obstáculo en la escuela y el trabajo. Pueden ser alumnos y adultos brillantes, sólo deben saber que pueden hacerlo.

problemas del aprendizaje

Letters and numbers

Señales de la dislexia

Las señales de la dislexia generalmente se hacen evidente cuando un niño comienza la escuela y empieza a centrarse en aprender, leer y escribir. Las señales más evidentes pueden ser las siguientes:

 

  • Lectura y escritura diferente a la “normal” para la edad de desarrollo
  • Confundir el orden de las letras en palabras
  • Poner las letras al revés (como por ejemplo, escribir “b” en lugar de “d”)
  • Tener problemas con la planificación o la organización
  • Mala ortografía
  • Entender la información verbalmente pero tener dificultades cuando se da por escrito
  • Puede tener muy buenas habilidades en otras áreas, como el pensamiento creativo o la resolución de problemas

Cómo se puede ayudar a un niño con dislexia

Si crees que tu hijo puede tener dislexia, lo primero que tendrás que hacer es hablar con su maestro o maestro de educación especial (pedagogo terapéutico) de la escuela y comentarle cuáles son tus preocupaciones para que puedan estar al tanto. Ellos podrán detectarlo y ofrecer un apoyo adicional para ayudar a tu hijo dentro de la escuela si es necesario.

Si tu hijo sigue teniendo problemas a pesar del apoyo adicional, puedes considerar una evaluación más exhaustiva que te realizaría un psicólogo educativo o un especialista en dislexia. Esto se puede solicitar a través de la escuela o con una evaluación privada.

Espero que una vez llegados a este punto, hayas podido saber mejor de qué trata la dislalia y la dislexia, y que también te hayas dado cuenta como en ambos casos de problemas de aprendizaje, se pueden tratar y conseguir buenos resultados si se atienden a tiempo y con buenos profesionales.

 


3 comentarios

  1.   LaCestitadelBebe dijo

    Hola María, es un tema muy importante para que nuestros peque puedan relacionarse perfectamente y que puedan comprender la escritura correctamente. Yo tengo una peque de 30 meses, aun estamos con el tema del habla pero siempre estoy un poco mosca con estos temas que comentas, no sé si también podrá afectar que tenga antecedentes en la familia, no es nuestro caso, pero las sigo de cerca todo el aprendizaje. Gracias por el artículo nunca está de más tener información sobre posibles problemas de aprendizaje.

    Saludos,

  2. Desde nuestra experiencia, lo que suele ocurrir a estos niños/as es que su cerebro es incapaz de integrar la información visoauditiva de forma correcta. De ahí la importancia que tiene trabajar desde el punto de vista del neurodesarrollo, además existen métodos como la terapia visual o/y el Sistema de Estimulación Neuro-Auditiva que ayuda a mejorar en el procesamiento de la información ya sea auditiva o visual.

    Reciban un saludo, Equipo Capacita-le.

    1.    Macarena dijo

      ¡Gracias por vuestra aportación Equipo Catacita-le! Es muy interesante 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *