La elección del color para el dormitorio del bebé

los colores en el dormitorio del bebé

Si quieres que el dormitorio de tu bebé esté perfectamente decorado no podrás pasar por alto el color que debes poner en las paredes de la estancia. La elección de la pintura que cubre las paredes es importante y deberás asegurarte que transmite sensaciones de calma y bienestar, además, la pintura tendrá que ser respetuosa con el medio ambiente para que tu hijo no corra ningún riesgo de contaminación. Lo mejor es usar pinturas con base de agua que son lavables.

Otra alternativa para las pinturas tradicionales es usar pinturas con minerales y materiales que sean respetuosos con el medio ambiente, así no tendrás que poner en el ambiente del dormitorio de tu bebé nada químico ni toxinas. En cuanto a los colores, es necesario escoger un tono con el que te sientas a gusto al mirarlo ya que deberás pasar bastante tiempo en el dormitorio de tu bebé (sobre todo si le alimentarás con lactancia materna).

El bebe y su percepción visual

La percepción visual del bebé está en desarrollo y es diferente a cómo tu verás las paredes y el color, pero a medida que vaya creciendo sí podrá identificar bien los colores. Aunque la vista del bebé está en desarrollo sí puede percibir los colores más vibrantes, por lo que es aconsejable evitarlos, ya que son demasiado estimulantes. La mejor paleta de colores que puedes escoger es la paleta con colores en tonalidades pastel. Tampoco es necesario que abuses de colores como el rojo o el amarillo fuerte puesto que estos colores impiden un descanso adecuado.

los colores en el dormitorio del bebé

Las sensaciones de los colores

Los colores siempre transmitirán sensaciones a las personas y por tanto también a los bebés. Los colores pueden modificar el estado de ánimo tanto para bien como para mal. Por razones psicológicas, los colores tienen la capacidad de transmitir sensaciones emocionales, materiales e incluso son capaces de que las personas puedan sentir más frío o más calor con tan solo mirarlos.

Por todo esto que te acabo de comentar es necesario que se tengan en cuenta los colores con los que puedes decorar el dormitorio de tu bebé y así con lo que te puede transmitir y con las sensaciones que puede aportar a tu bebé, podrás escoger el color más acertado para la decoración del dormitorio. ¿Quieres saber más?

El color blanco

El color blanco es la ausencia de color y siempre transmitirán emociones de paz, de limpieza y de pureza. El color blanco nos recuerda a las nubes, a la leche y  a la nieve. Este color es ideal para combinarlo con otros colores más vibrantes en poca cantidad, pero si no lo combinas con otros colores puede llegar a ser molesto “tanto blanco” en la estancia. Lo ideal es usar el blanco para las paredes y el techo y escalar con tonalidades en gris y añadir colores más llamativos en los pequeños detalles de la estancia.

los colores en el dormitorio del bebé

El color rosa

Aunque el color rosa es asociado a las niñas ni mucho menos tiene por qué ser así. Este color es femenino, dulce y simboliza la ternura, la inocencia y la bondad. Pero el rosa puede tener variantes por lo que se puede adaptar a habitaciones también de niños y unisex. Este color se puede combinar con colores como el amarillo y el blanco, o el naranja y el blanco, o el blanco y el marrón… ¡tú decides!

los colores en el dormitorio del bebé

El color azul

Igual que ocurre con el color rosa, el color azul puede ser calificado como un color “para niños”, pero tampoco tiene que ser así. El color azul tiene diferentes tonalidades y combinándolo adecuadamente también podría ser un color perfecto para el dormitorio de una niña o un dormitorio unisex.

El azul es el color transmite valores como la amistad, la armonía y la solidaridad. Nos recuerdo a elementos tan imprescindibles en nuestra vida como el cielo, el aire o el agua. Es un color frío por lo que las emociones que generan son de paz, de serenidad, de sueños (ayuda a dormir bien) y de eternidad. En tonos más oscuros se asocia con la sobriedad y la intelectualidad.

los colores en el dormitorio del bebé

El color verde

El color verde es el mejor color para un dormitorio, en sus tonalidades claras es relajante y muy tonificante. El color verde es el color de la naturaleza, de la esperanza y se relaciona también con la calma, la frescura y transmite sentimientos como la serenidad, el coraje la tolerancia y la salud.

El color verde es ideal para combinar con el color marrón o el blanco aportando serenidad y tranquilidad a la estancia donde el bebé podrá descansar cada noche.

El color amarillo pastel

El amarillo cuando es fuerte aportará demasiada energía a una estancia, pero cuando tiene una tonalidad más pastel entonces sí será un color acertado para el dormitorio de un bebé. El amarillo puede ser un color cálido pero en esta tonalidad más suave no transmitirá irritación como sí podría aportar en su tonalidad más fuerte. El amarillo pastel puede ser un color relajante pero cuando es vibrante suele simbolizar la envidia, el egoísmo o los celos. Ideal para combinar con el blanco, el verde, el color lavanda… las combinaciones pueden ser muchas pero siempre deberá transmitir serenidad.

los colores en el dormitorio del bebé

El color lavanda

El color lavanda es un resultado precioso gracias a la mezclar del color rojo y azul. Sus colores adyacentes como el violeta o el lila siempre estarán emocionalmente vinculados al autocontrol, la calma, la dignidad, la delicadeza, la fantasía, la conexión con las emociones, la imaginación, etc. El color lavanda es ideal para combinarlo con el blanco, con el rosa o con el marrón claro, aunque también puede quedar muy bien con el azul o con el verde en sus tonalidades más claras.

¿Cuál de todos estos colores te parece más apropiado para decoración de las paredes del dormitorio de un bebé? ¿Cuáles son los colores con los que decorarías el dormitorio de tu bebé? Y si quizá prefieres otros colores diferentes a los que aquí he comentado, ¡no dudes en decirnos cuáles son!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *