La Enuresis

enuresis_570x360_scaled_cropp

Uno de los problemas más habituales que aparecen en los niños/as pequeños son los relacionados con la pérdida de orina o de heces. La Enuresis esta relacionada con la perdida involuntaria y repetida de orina tras el tercer año de vida en niños que no presentan ningún tipo de lesiones o enfermedades orgánicas.

El niño/a enurético/a es aquel que no consigue retener la orina y emitirla de forma voluntaria cuando nota el estímulo que la produce. Los recién nacidos no poseen la capacidad de retener orina y vaciar la vejiga a intervalos regulares.

Sus  emisiones son muy frecuentes y tiene lugar apenas se reúne una cierta cantidad de liquido en la vejiga; la expulsión se suele producir durante el sueño o la vigilia, independientemente del control de la voluntad.

Los niños de corta edad no poseen la capacidad adecuada para controlar los movimientos de sus músculos, capacidad que se adquiere con el ejercicio continuo y que se alcanza al rededor de los siete u ocho años.

No se puede hablar de niños neureticos hasta que hayan cumplido los tres años o los tres y medio, y sigan mojándose porque solo a esa edad se consigue en general un desarrollo psicomotor suficiente para el control de la vejiga. Si una vez superada esa edad el niño sigue mojándose ya sea de día o de noche podremos hablar de que pueda tener enuresis.

Puede ser motivo de ello también que el niño tenga un trastorno de la evolución afectiva , más o menos asociado a una inmadurez neurológica acentuada. La actitud tranquila y serena de la familia puede lograr una desaparición bastante rápida de la enuresis, junto con unas medidas como la ingesta de alimentos secos por la noche con limitación de las bebidas y hacer levantar al niño por la noche para que orine procurando que esté consciente de lo que hace.

Más información –  Fuera pañales, consejos y sugerencias. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *