La estimulación táctil

estimulación táctil

A la hora de realizar la estimulación temprana de los bebés es bueno tener buenos recursos para ponerlo en marcha. Para la estimulación del tacto el verano es un buena época del año en la que se pueden usar los días de playa para poder llevar a los niños y usar los recursos naturales.

El agua del mar, la arena y las algas de la playa sirven para realizar con ellos juegos estimulantes para su tacto. No debemos olvidar que la madre debe tener un contacto con el niño a través de caricias y masajes que también mejorará la relación afectiva entre ambos. 

La estimulación táctil se debe de desarrollar desde muy temprana edad por eso las primeras percepciones del bebé son muy intensas e importantes, ésta pretende tonificar y expandir el sentido del tacto para que a la vez haya un buen desarrollo motor y psicoemocional.

estimulación táctil

Con los paseos por la playa a partir de los doce meses de edad el niño experimentará diferentes temperaturas como la arena caliente o el frío del agua del mar. Realizar castillos con la arena mojada, arcilla o arena seca hará que juegue con diferentes texturas a la vez que podemos coger algas del mar, conchas de diferentes tamaños o los cangrejos pequeños que se suelen encontrar en la playa.

A determinada edad los niños tienden a llevarse las cosas a la boca, por lo que no hay que dejarles solos con ciertos materiales pero también se les puede pasar por el cuerpo diferentes telas o pelotas de goma con diferentes tamaños y materiales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *