La exposición a contaminación puede aumentar la incidencia del asma

Contaminación y asma

Aunque hemos oído hablar de ello, el papel que juega la exposición a contaminación atmosférica en el desarrollo de asma durante la infancia, aún era poco claro, por eso, un equipo de investigadores liderados por Ulrike Gehring se propuso evaluarlo; incluyeron también la relación entre polución y rinoconjuntivitis. El estudio (que ha contado con la participación de dos investigadores del CREAL – centró catalán integrado en ISGlobal -) arroja unos resultados, según los que la exposición a contaminación y hollín en las primeras etapas de la niñez, e incluso durante la vida intrauterina, podría contribuir a aumentar la incidencia de asma.

La interpretación de los resultados del trabajo, que ha sido publicado en The Lancet Respiratory Medicine, incluyen la recomendación de reducir niveles de contaminación en el aire (evidentemente, ello es tarea de las administraciones locales y nacionales) para prevenir el desarrollo de asma, enfermedad con la que estarían relacionados, sobre todo tras los 4 años de edad.

‘El estudio es importante pues contribuye a comprender los efectos adversos para la salud de la exposición a la contaminación del aire durante un período vital en el que las personas con muy susceptibles al asma’. Se han combinado datos de 14126 participantes, procedentes de cuatro cohortes de nacimiento; y es precisamente esto, es decir: el gran tamaño de la muestra, lo que se convierte en un punto fuerte de la investigación, sin olvidar que se ha realizado seguimiento durante la adolescencia.

Contaminación y asma2

Contaminación como factor predisponente al desarrollo de asma.

Se sugiere que las exposiciones ambientales podrían afectar a un sistema inmune en progreso, pero también en el desarrollo pulmonar (es posible incluso que implique una afectación al tamaño y estructura de vías respiratorias). El trabajo se centra en los mecanismos e inmunes inflamatorios que llevan a unas vías respiratorias hiperreactivas, pero estas alteraciones también pueden llevar a una afectación de la inmunidad en la mucosa.

Podemos saber gracias a ‘Exposure to air pollution and development of asthma and rhinoconjunctivitis throughout childhood and adolescence: a population-based birth cohort study’, que esa exposición de la que hablamos, si se produce en etapas tempranas de la vida, se convierte en factor de riesgo durante la adolescencia.

Ya que se ha indicado más arriba, concluyo mencionando que el estudio no ha encontrado efecto adverso de la contaminación sobre la rinoconjuntivitis.

Imágenes — (Segunda) salimfadhley


Categorías

Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *