La exposición temprana al tabaco puede causar problemas de conducta en los niños

La exposición temprana al tabaco puede causar problemas de conducta en los niños

Creo que a estas alturas todos sabemos que la exposición al humo del tabaco es perjudicial para la salud de todos, niños y adultos. Sin embargo, esto no parece ser suficiente para muchas personas que siguen sometiendo a sus hijos a humos de segunda mano, propios o ajenos. Tal vez decirles que exponer a los niños al humo del tabaco puede provocar problemas de conducta les resulte algo más palpable y despierte su sensibilidad.

Un grupo de investigadores del French Institute of Health and Medical Research (INSERM) y la Universidad Pierre y Marie Curie (UPMC) ha analizado datos sobre la exposición prenatal y posnatal al tabaco en  hogares de 5.200 niños de escuelas primarias. Estos científicos franceses han encontrado que la exposición temprana al tabaco puede conducir a problemas de comportamiento en los niños, en particular trastornos emocionales y de conducta. La asociación más fuerte se produce cuando la exposición tiene lugar tanto durante el embarazo y después del nacimiento. Los resultados de esta investigación se han publicado en la revista PLoS ONE.

Las consecuencias de la exposición al tabaco están ampliamente documentadas. El humo del tabaco provoca muchas enfermedades, como el asma. Sin embargo, el papel potencial de humo de tabaco ambiental (HTA) es mucho menos conocido en cuanto a su relación con los problemas de conducta en los niños. En este contexto, los investigadores examinaron la asociación entre la exposición al HTA pre y postnatal y los problemas de comportamiento en los niños.

“La exposición al humo del tabaco en el período postnatal, solo o en asociación con la exposición durante el embarazo, aumenta el riesgo de trastornos de conducta en los niños de la escuela primaria”, explica Isabel Annesi-Maesano,  Director de Investigación de INSERM.

Los investigadores analizaron la exposición postnatal y pretanal al humo del tabaco en el hogar se evaluó mediante un cuestionario estandarizado completado por los padres. Los trastornos conductuales se evaluaron a través del Cuestionario de Capacidades y Dificultades (SDQ) utilizado para evaluar el funcionamiento conductual y psicosocial de los niños, que también fue completado por los padres.

Los investigadores encontraron que los trastornos emocionales están asociados con la exposición al humo del tabaco durante ambos períodos, prenatal y postnatal, que afectó el 21% de los niños en el estudio. Los trastornos de conducta también se asocian con la exposición al HTA en estos niños. La asociación también existe en casos de exposición prenatal o postnatal exclusivamente, pero es menos pronunciada.

La nicotina contenida en el humo del tabaco puede tener un efecto neurotóxico sobre el cerebro

Estas observaciones parecen confirmar las llevados a cabo en animales, es decir, que la nicotina contenida en el humo del tabaco puede tener un efecto neurotóxico sobre el cerebro. Durante el embarazo, la nicotina en el humo del tabaco estimula los receptores de acetilcolina  y provoca cambios estructurales en el cerebro. En los primeros meses de vida, la exposición al humo de tabaco genera un desequilibrio proteína que conduce al crecimiento neuronal alterado.

“Nuestros datos indican que el tabaquismo pasivo, además de los efectos conocidos sobre la salud, también debe ser evitado debido a los trastornos de la conducta que puede causar en los niños”, concluyen los investigadores.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *