La fruta en la dieta del bebé

En la alimentación de los bebés, la fruta comienza a introducirse a partir de los 6 meses, de esta forma, se complementa su dieta con nutrientes que su organismo ya puede ir asimilando.

Un consejo para las mamás, es que cuando comiencen a preparar las papillas de frutas, lo hagan con  las maduras y de la estación, de esta forma, estarán mucho más sabrosas. Las papillas, se pueden realizar con las frutas crudas o también cocidas.

A partir de los 6 meses, la dieta del bebé, se complementa con este alimento, de los cuales, puede consumir mandarina (rica en vitamina A y C), manzana (rica en vitamina A y fibra), naranja (fuente de vitamina A y C) pera (rica en hierro), plátano (contiene potasio y tripofano), limón (rico en vitamina C).

Sin embargo, no todas las frutas pueden ser consumidas de primera, para algunas, habrá de esperar unos meses más para que su organismo esté preparado para ello. Estas otras siguientes, las cuales, se pueden introducir en la dieta a partir de los 7 meses son: ciruela (rica en fibra), kiwi (rico en vitamina C), melón (rico en vitamina A, C y potasio), sandía (fuente de vitamina A y fibra), uva (rica en vitamina A, B y C).

Poco a poco, se podrán ir introduciendo otras, a partir de los 9 meses como la cereza (fuente de vitamina A), mango (rico en vitamina A).

A  partir de los 12 meses, el niño, ya ha introducido en su dieta todo tipo de alimentación, incluso el huevo y la leche de vaca, en cuanto a fruta, una de las últimas, será  la fresa, rica en vitamina C, la cual, se toma con precaución por ser generadora de alergias.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *