La habitación de un niño

¿Has pensado alguna vez que la decoración en donde un niño convive es muy importante?, esto lo podemos observar en las consultas médicas, colegios de infancia… siempre están adaptados psicológicamente para que ellos estén a gusto, por ello, la habitación del niño, ha de ser pensada igualmente para su buen descanso y estar en ella.

Con un poco de imaginación, podrás hacer el lugar adecuado para ello, por ejemplo, las paredes, son un buen lugar para poner en marcha su imaginación. Colores suaves (pasteles) son los más indicados para proporcionar relax y tranquilidad. Si decoras una pared intenta que el fondo sea de un mismo color para no despistar la atención en el dibujo que intentas representar, además el resto de los útiles como juguetes, mobiliario… suelen ser muy coloridos, por ello, las paredes no deben contrastar demasiado, quedaría un lugar muy saturado.

Los dibujos de la pared, han de ser infantiles mientras el niño tenga la edad adecuada para ello, por ejemplo, animalitos, flores, motivos de la naturaleza… también se puede personalizar si al niño le gusta mucho algún personaje. Mickey Mouse, Bob Esponja, Barbie… pueden ser sus personajes favoritos y realizar una habitación muy personal.

Recuerda que una habitación, no es solo un lugar en donde almacenar juguetes, sino un sitio en donde el niño se motiva además de descansar, en el cual, se ha de sentir cómodo. Ha de estar todo en un cierto orden y con espacio necesario para poder moverse. En el mercado hay muebles, accesorios, útiles… todo lo necesario para equipar una habitación de niños como es debido.

Más información – La habitación del bebé

Fuente – Consejos para preparar la habitación del bebé


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *