La hidratación en los niños

El potasio, es un elemento que el organismo necesita en muy poca cantidad, pero muy necesario para  las funciones del sistema nervioso y muscular. Una función muy importante, es que gracias a él, los latidos del corazón son posibles, además de la regulación sanguínea.

Como ya hemos dicho, es muy poca, la cantidad que se necesita, por ello, es raro que tengamos deficiencia de ella, pues también son muchos los alimentos que los contienes, por ejemplo, el plátano, carne rojas, patata, leche , pollo… como podemos comprobar, alimentos muy comunes para todos que más o menos siempre tenemos en nuestra dieta.

El potasio, es muy fácil de eliminar por el cuerpo. Cuando sufrimos vómitos, diarreas, deshidratación… por ello, en los niños, es más fácil sufrir esta pérdida, ya que su organismo está en constante desarrollo y su desequilibrio es más variable. Cuando los niños vomitan, sudan… pierden potasio rápidamente. Un niño necesita abundante líquido para no sufrir deshidratación, es muy importante darle agua cada vez que la pida e intentar que consuma litro y medio al día de líquidos.

Los niños con su constante actividad, a veces, se olvidan de que tienen sed, por ello, hay que estar pendiente de ellos y ofrecerles agua en todo momento. Cualquier líquido también es válido (agua, limonada…).

Un aviso importante es que los zumos artificiales, gaseosas… no hidratan y son excesivos en azúcares, colorantes y conservantes, estos no son una opción para beber cuando se tiene sed, aun cuando indiquen que contienen potasio, sodio u otros elementos en su fórmula.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *