La importancia de asumir el diagnóstico : nuestro hijo tiene autismo

Siempre es duro para unos padres asumir que su hijo tiene cualquier tipo de problema en su desarrollo. No es necesario que sea una enfermedad para que ya nos parezca un mundo. Nos asusta lo desconocido y cualquier tipo de trastorno, por leve que sea, nos parecerá el problema más terrible del mundo. Al menos hasta que lo hayamos asumido y tomemos las riendas de la situación.

Según un artículo publicado en la revista Psicothema existen diversos estudios que demuestran que las madres de hijos con espectro autista sufren más estrés. En realidad dicho artículo se centra en estudios dirigidos al estrés familiar en general, pero se destacan ciertas conclusiones que te explicamos a continuación. Es fundamental que las conozcas para entender lo importante que es para ti y para tu hijo que mantengas el control y una actitud positiva frente a los síntomas de su trastorno.

Sobre el autismo

El autismo es un trastorno bastante complejo, que no solo afecta a el lenguaje, también puede afectar a la interacción social , la comunicación, la flexibilidad mental, la simbolización y el comportamiento.

Además, se pueden unir problemas asociados con estas afecciones. Puede existir hipersensibilidad, trastornos de sueño o alteraciones en su comportamiento. Es muy importante que en el diagnóstico nos especifiquen qué tipo de trastorno del espectro autista tiene nuestro hijo y en qué grado. De esto dependerá que seamos capaces de asumir cuáles son sus necesidades y adaptarnos a ellas.

El autismo no tiene cura, ni es evitable, el hecho es que su cerebro funciona de forma diferente al resto. Por difícil que nos parezca, debemos asumir que nuestro hijo es diferente. Aunque el autismo el acompañará durante toda su vida, eso no significa que no pueda tener una vida sana y feliz.

Es posible que haya que adaptarse, que no pueda ir al colegio que esperabas. Eso no debe ser excusa para frenar vuestras vidas. Un niño autista bien diagnosticado y bien comprendido por su entorno, puede desarrollar el resto de sus capacidades de forma normal. Esa es la forma en que tendrá el apoyo adecuado.

De hecho, el autismo no está realmente vinculado al Coeficiente Intelectual, tu hijo no es menos inteligente por ser autista. Y según el tipo de autismo que tenga, incluso podría darse el caso de que pueda concentrarse en una tarea específica y eso le haga destacar en ella. Ellos lo llaman sus “perseverancias”, existen personas autistas que mantienen una sola durante toda la vida, otros cambian de “perseverancias” cada cierto tiempo.

Esto les hace tan eficientes en esas tareas que en ciertos ámbitos, se considera que para tener éxito en las artes o las ciencias es necesario tener cierto nivel de autismo.

Algo más sobre este artículo y las conclusiones a las que llega

El artículo es publicado por Pilar Pozo Cabanillas, Encarnación Sarriá Sánchez, Laura Méndez Zaballos. En el nº 18 de la revista Psicothema, bajo el título “El estrés en madres de personas con trastornos del espectro autista”. Ellas realizan un estudio comparando el estrés que sufren las familias con hijos don autismo, con el que sufren familias con hijos que tienen otros trastornos del desarrollo.

El objetivo del estudio era comprender la relación que existe entre los síntomas del trastorno y el estrés que sufren las familias. Solo comprendiendo dicha relación, se hace factible generar una vía de apoyo específica y adecuada a su situación.

 

La hipótesis de la que parte el estudio es que el factor estresante del autismo en las familias, es parte de un modelo complejo. Esto quiere decir que se pretende demostrar, que existe una gama de matices en el grado de estrés producido por el autismo. El estudio relaciona el tipo de autismo y el grado en que está el individuo con el nivel de estrés de las familias. Así como con su capacidad de asumir las necesidades del pequeño, estableciendo una relación entre el sentido de coherencia de la madre y su nivel de estrés. 

Entre las conclusiones, se confirma la hipótesis además de establecer relación directa entre los apoyos sociales recibidos y la percepción del problema.

La importancia de asumir el diagnóstico

Basándonos en los datos obtenidos en este estudio, podemos corroborar la importancia de asumir el diagnóstico. Ya que esto ayudará a regular los niveles de estrés en los diferentes cambios y etapas por los que pasará tu hijo durante toda su vida.

La relación que existe entre el sentido de la coherencia de la madre y su nivel de estrés, tiene mucho sentido. Una madre con alto sentido de la coherencia, asume la situación como normal. Esto le permite definir correctamente las necesidades de su hijo y manejar la situación para cubrirlas.

Es por esto que una vez que te dan un diagnóstico concreto, lo mejor que puedes hacer por él y por ti misma es asumirlo. Aprender de él, de sus necesidades y crecer juntos, ayudándoos mutuamente en vuestro desarrollo personal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *