La importancia de comunicarse bien con los hijos desde que son pequeños

mama e hija hablando

Son muchos los padres que piensen que cuando nos hijos son bebés no es necesario comunicarse de forma adecuada con los hijos y que es mejor hacerlo cuando son más mayores, pero la verdad es totalmente diferente. Empezar a comunicarse bien con los hijos desde que son pequeños resulta fundamental para que la comunicación sea efectiva a medida que vayan creciendo, algo crucial para su desarrollo.

Pero antes de que los padres y los hijos puedan comunicarse (antes incluso desde que los hijos aprendan a hablar), deben sentirse lo suficientemente cómodos para hacerlo. Mientras que los hijos son pequeños, los padres deben empezar a preparar el campo para una comunicación abierta y afectiva. Los padres pueden hacerlo estando siempre dispuestos a contestar las preguntas de sus hijos, aunque los pequeños deben sentir que sus padres siempre estarán dispuestos a hablar con ellos ante todo.

padres e hijos1

Además, los padres que saben transmitir amor, aceptación y comprensión a los hijos, estarán ayudando a crear un clima de comunicación abierta. Los niños que se sienten queridos y aceptados por sus padres podrás tener más probabilidades de tener una mejor comunicación con sus padres y poder compartir con ellos sus pensamientos, sus emociones y también sus preocupaciones, algo muy importante en todas las etapas de desarrollo de los hijos.

Es muy fácil que los padres sientan que aceptan y que dan amor a sus hijos, pero lo que los pequeños reciben puede ser muy diferente. Por eso es tan importante que los padres demuestren cada día el amor por sus hijos, así los pequeños podrán aprender del ejemplo y mostrarán también sus emociones. El vínculo afectivo entre padres y madres sólo se podrá ver reforzado si la comunicación entre todos los miembros de la familia es sano y adecuado.

La comunicación verbal y no verbal es muy importante por eso son aspectos que tendrás que tener muy en cuenta. los gestos, las expresiones verbales y los comportamientos no verbales son esenciales. Por eso como padres tendréis que acabar con comportamientos como gritar o no prestar atención a los hijos, resulta primordial que los padres muestren afecto de tal manera que los hijos siempre se den cuenta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *