La importancia de cuidar de tu sexualidad siendo madre

Cuidar de tu sexualidad siendo madre

La maternidad es una de las experiencias más importantes de la vida. Con la aprenderemos cada día, hasta el fin de nuestra existencia. Lo damos todo por y para ellos, por eso, en ocasiones nos olvidamos un poco de nosotras mismas. Es cierto que ser madre es un trabajo a jornada completa pero deberíamos de dedicarnos tiempo, así como de mimarnos y también de cuidar de tu sexualidad siendo madre.

Aunque a veces se nos pase por la cabeza, no nos hace ser peores madres por mirar un poco por nosotras, por lo que sentimos o lo que necesitamos sentir. Disfrutar de una vida sexual plena es sinónimo a la felicidad. Por lo que debemos tenerlo siempre presente. Aunque nuestros peques son nuestra vida y nos aportan la máxima felicidad, también debemos completarla en otros terrenos.

Cuidar de tu sexualidad siendo madre, un paso prioritario

Es cierto que cuando llegan los hijos a tu vida, todo cambia y eso lo sabemos bien. Durante muchos meses nos necesitan a cada minuto y después, también. Pero poco a poco, conseguiremos un equilibrio entre nuestra nueva vida como madre y como mujer. Porque ahí reside la clave del éxito, en poder estabilizar todo lo que nos ocurre, al igual que las emociones.

Una de las partes básicas de la vida es cuidar de tu sexualidad, porque tiene una alta importancia en tu bienestar, en tu felicidad y en sentirte mucho más relajada. Ya que los beneficios de los orgasmos son más que conocidos por todos y todas. Es por ello que si el estrés te sobrepasa, es el momento de pensártelo. No importa si estás o no en pareja, porque de igual modo tan solo necesitas tener conciencia de que tu vida sexual necesita mejorar o existir, en algunos casos.

Cómo mejorar tu sexualidad

Saca más tiempo para ti

¿Cómo empezar a cuidar de tu sexualidad? Para ir mejorándola poco a poco, lo mejor es ir sacando tiempo para nosotras mismas. Es cierto que a veces es algo inimaginable, pero con un poco de astucia seguro que podemos conseguirlo. Puedes aprovechar un momento en el que los peques estén en la guardería o colegio, cuando ya comiencen a dormir más horas seguidas o cuando los abuelos quieran quedarse con ellos para dejarte la tarde libre. Sea cuál sea el momento, hay que intentar sacarlo. Porque tener tiempo para uno mismo, para cuidarse y para relajarse, es el comienzo de un largo recorrido hacia la felicidad.

Planea citas con tu pareja

Si estás en pareja, es el momento de apostar por tener momentos a solas y románticos. Porque además de cuidar tu sexualidad también te ayudará a fomentar la relación de pareja. Ya que como bien sabes, son muchas las que tras tener hijos, puede verse debilitada por esto mismo, porque no consiguen encontrar momentos para ellos sin que los peques estén alrededor. Así que, durante el fin de semana puedes apostar por una escapada, por alguna cena los dos solos o por salir a disfrutar de la naturaleza pero ahora sin hijos.

No te sientas culpable por priorizarte de vez en cuando

Lo hemos mencionado antes y es algo que volvemos a repetir porque sucede más de lo que pensamos. Cuando nos priorizamos, nos sentimos culpables. Nos da la sensación de que dejamos de lado nuestras tareas como madres. Pues no, nada más lejos de la realidad. Tienes que pensar en que todos necesitamos de un respiro, de retomar ciertos momentos que nos harán bien para eliminar estrés y para sentirnos más alegres. Por lo que esto se reflejará en nuestro ánimo y los peques así lo recibirán, como un cambio notable y positivo.

Planea citas con tu pareja para mejorar sexualidad

Aprende sobre sexualidad

Cuidar de tu sexualidad también significa que sigas aprendiendo de ella. Porque siempre nos queda mucho qué descubrir y para ello tenemos portales de educación sexual como Diversual y que nos ayudan a conocernos un poco mejor. Una forma de resolver todas esas dudas, de dejarnos llevar y de echar a volar la imaginación. Algo realmente necesario para poder innovar en un terreno como este. Solo así conseguirás conocerte un poco mejor y conseguir esa felicidad plena.

Añade juegos a tus experiencias

La imaginación vuela mucho más cuando añadimos ciertos complementos en forma de juegos. Cuidar de tu sexualidad también es apostar por probar cosas nuevas. ¡Qué mejor que hacerlo con juguetes eróticos! Es una manera de poder conseguir llegar al clímax de una manera más creativa. Pero no solo están ellos, sino que también puedes apostar por una sesión de masaje sensuales o bien, apostando por la lencería más sexy del mercado. Unas buenas ideas y unos perfectos accesorios para disfrutar al máximo sola o en compañía. ¿Te apuntas a cuidar de tu sexualidad siendo madre?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.