La importancia de la empatía en los niños

La empatía como hemos descrito en varios artículos anteriores es la capacidad que tiene el ser humano de ponerse en el lugar de otro, de sentir y pensar diferente. Muchos adultos por el motivo que sea no trasmiten esa empatía hacia los demás y es algo que se debería de trabajar.

En los niños ocurre lo mismo, muchos no tienen esa capacidad desarrollada, de ahí la importancia de fomentar en casa esa capacidad, trabajando con ellos desde pequeños, ya que es en el seno familiar donde mejor puede adquirir empatía y más tarde, cómo no, en la escuela. 

En los niños es importante que se ayude a desarrollar esta capacidad porque en la edad adulta necesitarán cuidar a otras personas y preocuparse de otros que no sean ellos mismo. Hay que conseguir que no sean demasiado egoístas y que sepan ponerse en el lugar de otra persona, cosa que le ayudará a entender los sentimientos de los demás y a diferenciar cuándo ha podido causar algún daño a alguien sin ni si quiera darse cuenta. Gracias a esta capacidad los ayudaremos a ser mejores personas en el futuro y que sepan tratar mucho mejor a todo aquel que le rodee.

Para poder fomentar la empatía en los pequeños debemos por ejemplo leer cuentos en familia donde sepan colocarse en el lugar de cada personaje y sepan explicar, al principio con ayuda de los padres, que siente cada uno de ellos, si está triste, contento, cansado… Dar ejemplo es algo evidente cuando se tienen hijos, por lo tanto hemos de predicar con el ejemplo y ser nosotros los primeros en ayudar a las personas que lo necesitan, no ser egoístas, preocuparnos en los demás… Enseñarles qué tipo de sentimientos existen y hacer ver cada uno de ellos en las personas que nos rodean, incluso al ir por la calle, hará que éste vaya diferenciando cada una de las emociones, dando siempre ejemplos de nuestros propios sentimientos.  Otra de las cosas de las que no nos debemos olvidar, sobre todo los padres, es que no se ha de regañar nunca a un niño por expresar sus sentimientos ya que un constante regaño puede hacer que desarrollen un miedo a expresarse públicamente y causar grabes problemas de socialización en el futuro, por eso cuando el niño o niña llore, que llore, si ríe, que ria… que aprenda que expresar los sentimientos y saber reconocerlos en los demás es algo muy positivo en una persona.


Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Me llamo Isabel, soy educadora infantil y futura pedagoga, de ahí que me apasione esta temática. Hay un campo muy amplio de trabajo con los niños/as pequeños y no tan pequeños de la sociedad que nos rodea y aun mas con sus madres/padres, por ello mi interés en ofrecer mi ayuda y poder guiar en toda la temática que ello engloba. Mis conocimientos obtenidos como educadora de los mas pequeños y en la actualidad con todos los perfiles (pequeños, adolescentes, adultos, mayores) me abre un amplio abanico para poder tratar con todos ellos y esperar unos buenos resultados en un futuro no muy lejano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.