La importancia de la seguridad infantil

A todas horas, oímos de niños y bebes que han sufrido algún tipo de lesión por diversos accidentes. Dependiendo de la gravedad de dicho accidente, algunos son considerados como muy graves e incluso mortales. Según los servicios de urgencias de los hospitales, las consultas atendidas por infantes y adolescentes, suelen ser los accidentes.

Los padres debemos aportar en gran medida esta seguridad a nuestros hijos. “Nunca esperábamos que esto pudiera pasar”, hasta que lamentablemente ocurre, ya que el niño suele ser más rápido que los adultos.

Para evitar los accidentes, primero hay que concienciarse de que todos pueden ocurrir, y de imprevisto, por lo que todos se deben evitar en gran medida, y se deben optar obligatoriamente medidas de seguridad básicas ante cualquier sobresalto.

Todo rincón de la casa debe estar protegido para el niño, desde su habitación, su cama, el baño, la cocina, el salón y el jardín. Las barandillas de protección en el borde de su cama, en el principio y fin de escaleras, y otros accesos peligrosos, evitan posibles caídas que podrían ser hasta fatales. Impedir el acceso a armarios con objetos peligrosos, como productos de limpieza o botiquín, evita la ingesta de estos y un posible envenenamiento, o el contacto con ojos, que podría ser perjudicial y doloroso. Protección en la cocina y hornos, puede evitar quemaduras de diferente consideración al pequeño, etc.

Durante el viaje, la seguridad en el vehículo, adoptando su silla reglamentaria de acorde con su edad, junto con el cinturón, evita muchas muertes infantiles.

Fuente: segurbaby


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *